Apple rinde cuentas de los beneficios medioambientales de sus productos sin cargador

El año pasado, la empresa de Cupertino, California, entró en polémica tras anunciar su decisión de elminar el cargador de sus iPhone y otros productos bajo el objetivo de reducir su huella de carbono. Como parte de su Reporte de Progreso Ambiental, Apple cuenta de los beneficios pro ambientales que se estiman para este, y los próximos años, de cara a conseguir la neutralidad neta de carbono para toda su cadena de suministro en 2030.

De acuerdo con la información compartida, una de las cifras que más llama la atención es que la empresa estima que ahorrará 861,000 toneladas de metales extraídos de la tierra que son necesarios para la fabricación de los cargadores.

Asimismo, los empaques de teléfonos y otros productos sin cargador son mucho más delgados, por lo que es posible mandar hasta el 70% más cajas del iPhone 12 por cada viaje, lo que se traduce en una reducción del CO2. En el caso de este modelo, se mencionó que el equipo tiene un 93% de materiales a base de fibra en lugar de la película de plástico estándar utilizada en la industria.

De esta forma, la empresa aseguró que en 2020 redujo 2,5 millones de toneladas de CO2 gracias a una reducción en el uso de energía de 13.9%.

El reto: crear productos más eficientes que reduzcan la contaminación

Por otro lado, el chip M1 utilizado en las Mac Mini, MacBook Air y MacBook Pro del año pasado permiten reducir la huella de carbono de los productos de la compañía en un 34%. Otros equipos como el iPad de octava generación consume el 66% menos de energía, mientras que el iPhone 12 ahorra un 53% de energía cuando se carga, esto según cifras del Departamento de Energía de Estados Unidos.

A comparación de 2015, este año la empresa utilizó el 65% menos de plástico para los empaques, mientras que aseguran que el 40% de los materiales de la MacBook Air con pantalla Retina son reciclados.

Dentro de su estrategia para 2030, la empresa creó un fondo de 200 millones de dólares para invertir en proyectos forestales y eliminar el carbono de la atmósfera, todo esto con el objetivo de excluir 1 millón de toneladas métricas de dióxido de carbono al año de la atmósfera.

Mientras que la empresa eliminará directamente el 75% de las emisiones de su cadena de suministro y sus productos para 2030, el fondo ayudará a abordar el 25% restante de las emisiones de Apple eliminando el carbono de la atmósfera. 

“Nuestra esperanza es que otras compañías compartan nuestros objetivos y aporten sus recursos para apoyar y proteger los ecosistemas críticos”, mencionó Lisa Jackson, vicepresidenta de medio ambiente, políticas e iniciativas sociales de Apple en un comunicado.

Uno de los objetivos más importantes para Apple dentro de toda esta estrategia es eliminar el uso de plástico en el empaque de todos sus productos para el 2025, apostando únicamente por materiales reciclados y renovables en los mismos.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba