Ante especulación y temor de desabastecimiento de huevos por gripe aviar, la industria avícola aseguró que producción no ha sido afectada

Pese a los anuncios de las autoridades de que el brote de gripe aviar detectado en una granja avícola en Cotopaxi está controlado, desde otras provincias existe el temor por un posible leve desabastecimiento de huevos por el sacrificio de más de 180.000 aves afectadas con el virus y a ello se suma la especulación. Sin embargo, el Ministerio de Agricutura y Ganadería garantiza el suministro de carne de pollo y huevos, y la industria avícola descarta un desabastecimiento.

“No va a ha ser desabastecimiento. Esa cantidad de aves (sacrificadas) representa menos del 0,1 % de la producción nacional. Para que tenga una idea, el Ecuador tiene una población de 14 millones de ponedoras en producción”, explica Juan Francisco Jaramillo, coordinador técnico de la Corporación Nacional de Avicultores del Ecuador (Conave).

Hernán Macías, presidente de la Asociación de Productores de Aves de Manabí, indica que las gallinas sacrificadas en Cotopaxi son en gran parte ponedoras. “Al no haber gallinas automáticamente no hay huevos, para producir huevos se requieren de unos seis meses cuando ya la gallina está en edad de ponerlos, por eso le digo que lo más probable es que haya una leve escasez”.

En el país, según Macías, se comercializan al mes unos 5,2 millones de pollos en promedio de seis libras cada uno. Solo en Manabí se comercializa mensualmente el 33 % del total de lo que se vende en Ecuador.

Desde finales del mes pasado Ecuador fue declarado por 90 días en emergencia zoosanitaria ante la presencia de gripe aviar.

Para este mes de diciembre se aspira que desde Manabí se comercialicen unos 5,6 millones de pollos de seis libras por la temporada navideña, aunque el dirigente reconoce que hay cierta especulación en la comercialización, pues los compradores le dicen a los productores que el consumo de carne de pollo ha bajado, mientras que esos mismos intermediarios le indican a los compradores de estas aves que hay escasez.

Sin embargo, dice que al momento hay comercialización normal, y que en estos días el nerviosismo en el sector se ha calmado, más aún con las versiones de las autoridades a cargo sobre la seguridad del alimento.

Pero María Atenaida Cedeño, veterinaria de centros de faenamiento de aves en Manabí, calificada por Agrocalidad, indica que sigue existiendo un temor en los faenadores, que incluso en este mes, donde se comercializa más pollo, algunos optan por no realizar la misma compra que otros años en épocas de Navidad.

Según Cedeño, el temor es que las personas opten por comprar otro tipo de carnes para las tradicionales cenas, especialmente las relacionadas con el cerdo, por el temor infundado de que hay problemas con consumir carne de aves. “El faenador ya tiene temor a comprar por el nerviosismo que hay en el mercado, en el cliente, por lo que pasa en la Sierra norte, con la noticia de la gripe aviar”.

Por ello, sostiene la veterinaria, que algunos dueños de mercados de ventas de carne optan al momento por comprar menos kilos de pollos que en otros diciembre, hasta ver si la situación mejora en los próximos días.

MAG confirma variante H5N1 en Cotopaxi

El Instituto Nacional de Investigación de Salud Pública (Inspi) ratificó que la variante de influenza aviar detectada en una granja de Cotopaxi es del subtipo H5N1 y no afecta la salud de humanos, anunció la tarde del miércoles 7 de diciembre el ministro de Agricultura y Ganadería, Bernardo Manzano, quien reiteró que se garantiza el suministro de carne de pollo y huevos de calidad a nivel nacional.

El ministro ratificó así el resultado de los análisis preliminares realizados por la Agencia de Regulación y Control Fito y Zoosanitario (Agrocalidad), que ya habían determinado en primera instancia el subtipo de variante hallada en la finca infectada.

“Mantenemos la vigilancia, monitoreo y muestreo en al zona del cerco epidemiológico, así como el despliegue de (850) técnicos en territorio a nivel nacional”, sostuvo Manzano, quien exhortó a todos los actores de la cadena avícola a implementar los protocolos de bioseguridad en sus granjas a reportar posibles sospechas al MAG y Agrocalidad.

E “invitó” a seguir consumiendo con confianza carne de pollo y huevos, dos proteínas de alto valor nutricional “sobretodo en estas fiestas”.

Christian Zambrano, coordinador de Sanidad Animal de Agrocalidad, afirmó que los controles se mantienen porque el virus circula en los países de la región andina.

Como parte de las medidas establecidas en la declaratoria de Emergencia Sanitaria, vigente desde el 29 de noviembre pasado, el MAG y Agrocalidad mantienen los cercos epidemiológicos, monitorean y controlan la movilización de aves, pollos, huevos y todos los productos y subproductos avícolas.

Hasta este miércoles 7 de diciembre de 2022 se han cumplido las acciones de control y erradicación de la influenza aviar en la granja de Cotopaxi en más del 80 %. En esta semana se prevé concluir con todo el trabajo. (I)

Fuente: El Universo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba