Alfredo Serrano fue elegido presidente nacional del Partido Social Cristiano

Alfredo Serrano, quien se desempeñaba como director ejecutivo del Partido Social Cristiano (PSC), fue elegido la tarde de este sábado como presidente nacional de esta tienda política durante la convención nacional que se realizó en el cantón Samborondón, en la provincia del Guayas y reunió a las directivas provinciales; asambleístas, prefectos y demás autoridades.

Uno a uno, los dirigentes provinciales, expusieron sus argumentos y el apoyo a la candidatura de Serrano, quien es originario de las islas Galápagos.

Serrano reemplaza a Carlos Falquez Batallas, primer vicepresidente del PSC, quien asumió la presidencia de la organización tras la renuncia presentada el 27 de mayo pasado por Pacual Del Cioppo, quien venía ejerciendo el cargo 22 años de los 42 que lleva de militancia en el PCS, donde fue cuatro veces legislador en representación de esa organización política.

Antes de la convención también sonaron para presentar sus candidaturas Falquez Batallas y Johnny Terán, sin embargo, Serrano encabezó la única lista que se presentó para estas elecciones internas del PSC y que fue propuesta por Fernando Torres, jefe nacional de Acción Política del partido.

La nueva directiva, encabezada por Serrano consta de 30 integrantes de los cuales 15 son mujeres, y 15 hombres; y de los cuales el 25% son jóvenes.

Serranos, en su primera intervención como presidente nacional del PSC, adelantó que van a reformar el estatuto del PSC para incorporar a todos los coordinadores que se eligen de forma no estatutaria.

“Un partido político no es más que un vehículo que tiene como objetivo ganar en las elecciones para lograr el fin final, servir a la patria, servir a nuestro cantones, parroquias y provincias”, sostuvo Serrano.

Antes de la elección, el ex alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, quien fue declarado presidente vitalicio y honorario del PSC; se refirió a las promesas no cumplidas del Gobierno.

Nebot mantuvo una alianza con Lasso durante las elecciones que lo llevaron a Carondelet, pero que se rompió poco después del triunfo de abril pasado en la segunda vuelta; criticó que el Gobierno no haya cumplido sus promesas de campaña en estos primeros 100 días del régimen.

“Las campañas no deben ser, y no digo no son, porque desgraciadamente para algunos son, espacios para mentir para la oportunidad de ganar”, expresó Nebot.

Fuente: El Universo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba