Acuerdo 179: Actuación de las Fuerzas Armadas en las protestas sociales tiene carácter excepcional

Los militares pueden usar la fuerza de forma progresiva en protestas o casos de resistencia social solamente cuando existe un decreto de estado de excepción que respalde su intervención y pueden usar armas letales solo cuando existe un nivel de conflictividad extremo o “resistencia agresiva agravada”, que incluye la posibilidad de que manifestantes causen lesiones graves o muertes.

Estas disposiciones constan en el Acuerdo 179 del Ministerio de Defensa, vigente desde el 29 de mayo y sobre el cual giran cuestionamientos a su constitucionalidad.

Esta semana, la Defensoría del Pueblo presentó una demanda ante la Corte Constitucional (CC); Amnistía Internacional, organización de protección de derechos humanos (DD. HH.), pidió su derogatoria y, finalmente, los asambleístas René Yandún (BIN) y César Carrión (CREO) no descartan una demanda ante la CC.

La Defensoría señala que el Acuerdo atentaría contra los derechos humanos y que la intervención militar debe ser excepcional, Amnistía Internacional indica que el mantenimiento del orden público interno y la seguridad ciudadana deben estar reservados a cuerpos policiales, en tanto que Carrión insiste en que el art. 158 de la Constitución establece que FF. AA. tiene como misión la defensa de la soberanía y la integridad territorial.

Pero la posición del ministro de Defensa, Oswaldo Jarrín, es que, según los artículos 164 y 165 de la Constitución, el presidente puede decretar estado de excepción y disponer el empleo de las Fuerzas Armadas. Una de las causales para declarar estado de excepción es “grave conmoción interna”.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba