Activistas de Irán crean su propio Tinder para eludir fundamentalismo

Las aplicaciones de citas para conocer a personas y, si se tiene suerte, para hallar una pareja son comunes en ciertas regiones del mundo. Sin embargo, en un lugar donde los líderes religiosos se encargan de dictar las leyes, estas plataformas suelen percibirse de manera negativa. Esto cambió con la aplicación ​​Hamdam, que en persa quiere decir compañera o compañero. 

Tras un descenso en los índices de natalidad, la preocupación de los líderes islámicos ha llegado a tal punto que admitieron el desarrollo de una plataforma para que las y los habitantes solteros encuentren a la pareja ideal. 

Tecnología para la libertad

En Irán, donde el matrimonio y la familia son las instituciones sociales más importantes, reportaron que la tasa de natalidad cayó en un 25 por ciento, desde el 2017, lo que refleja que aproximadamente hay 1.7 hijos por mujer. Hay que recordar que dentro de la normatividad está permitida la poligamia. 

Por otra parte, las manifestaciones de la cultura occidental, como la libertad de elegir a una pareja, están completamente restringidas, ya que la tradición indica que los matrimonios deben ser arreglados. 

Sin embargo, como parte de una propuesta para hacer valer los derechos humanos, un grupo de activistas de IranCubator Lab, creó Hamdam, la cual ha logrado una cifra de 100 mil instalaciones. 

La aplicación, desarrollada en el 2017, está enfocada en la orientación a mujeres en temas de salud sexual y fertilidad, así como asesoramiento jurídico, para denunciar la violencia doméstica e inculcar la igualdad de género. 

También, ayuda a las y los iraníes a encontrar el amor, al realizar pruebas de compatibilidad psicológica, brindar consejos a parejas y familias, así como dar seguimiento a la relación hasta cuatro años después del matrimonio. 

Autoridades violan derechos para aumentar población

En el 2012, las autoridades de la república islámica optaron por cancelar el financiamiento de los programas de planificación familiar y salud sexual, con el fin de aumentar las cifras de población. Esta acción limitó la obtención de métodos anticonceptivos y la esterilización voluntaria para las adolescentes y mujeres casadas en Irán.

Fuente: Excélsior

ra

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba