8 años de la campaña ‘la mano sucia’ de Rafael Correa contra Chevron

El 17 de septiembre, 2013, el presidente Rafael Correa viajó al pozo Aguarico 4, desde donde organizó una cadena nacional para lanzar oficialmente la campaña ‘la mano sucia’ contra Chevron. Pidió a “los ciudadanos del mundo no comprar los productos de Chevron”. Y repitió las falsedades de los abogados demandantes.

La engañosa campaña comenzó con una gran mentira. La piscina abierta en el pozo Aguarico 4 debía ser remediada por Petroecuador y no por Texaco Petroleum (Texpet), según el Plan de Remediación Ambiental firmado con el Estado ecuatoriano en 1995. Así figura también en el Proyecto de Eliminación de Piscinas Contaminadas y Derrames en el Distrito Amazónico (PEPDA) de 2006 y 2007.

Este fue el comienzo de una campaña fraudulenta que se extendió a varios países e incluyó la película ‘El Juego Sucio’, difundida por la Procuraduría General bajo el mando de Diego García, la venida de actores pagados, libros, camisetas, publicidad y hasta personas contratadas para protestar contra Chevron en Estados Unidos.

Incluso, el canciller de esa época, Ricardo Patiño, organizó el ‘Día Anti-Chevron’ el 21 de mayo, 2014. En la rueda de prensa, detalló los diversos eventos planificados contra Chevron en embajadas ecuatorianas alrededor del mundo.

Ese mismo año, The Washington Free Beacon reveló que las autoridades ecuatorianas pagaban las facturas de celebridades tales como Mia Farrow, Danny Glover y Alexandra Cousteau para que viajaran a Ecuador a participar en la campaña contra Chevron.

El gobierno de Ecuador también pagó a periodistas internacionales, activistas y políticos del exterior para que viajaran a Ecuador a participar en la campaña de propaganda.

En febrero 2016, el American Media Institute (AMI) escribió que para pagar todo esto (incluyendo los viajes pagados para la estrellas de Hollywood), Correa contrató a MCSquared, una firma de relaciones públicas basada en Brooklyn, que fue creada por una vieja amiga de Correa, María del Carmen Garay, depositando $ 534.000 cada mes en una cuenta de Citibank en Park Avenue, Nueva York.

Fuente Ecuador en Vivo

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba