29 de Sep.Día Mundial del Corazón: cómo prevenir un infarto, síntomas y hábitos de riesgo

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), las enfermedades cardiovasculares provocan cerca de 1,9 millones de muertes al año. En Ecuador hasta el 2020, se registró alrededor de 15.639 defunciones por enfermedades isquémicas del corazón (datos INEC).

Frente a esta realidad la Organización Mundial de la Salud en conjunto con la OPS desde el año 2000 establecieron al 29 de septiembre como el Día Mundial del Corazón, con el objetivo de promover una conciencia de prevención y cuidado frente a estas insuficiencias cardíacas.

Jorge Luis Jativa, cardiólogo del Hospital de los Valles coincide en que los infartos son la primera causa de muerte a nivel mundial. “Estadísticamente el hombre tiene más eventos cardiovasculares que la mujer y a más temprana edad, pero existe mayor riesgo de muerte y complicaciones en la mujer” agregó.

El especialista comenta que existen varias causas por las que se genera un infarto, la más frecuente es la rotura de una placa aterosclerótica (acumulación de grasa en las arterias de corazón) en una arteria coronaria, la cual provoca una obstrucción de esta y una falta de irrigación a esa parte del musculo cardíaco, produciendo así un infarto.

Los síntomas más comunes antes de un infarto:

Jativa señala que, si la persona tiene antecedentes familiares o ha sido diagnosticada con alguna afección en el corazón, es importante que esté alerta a los principales síntomas:

· Dolor en el pecho con sensación de opresión

· Ardor o quemazón que se puede o no irradiar hacia la mandíbula, brazo izquierdo y al estómago.

· Mareo, náuseas, sudoración y vómitos

En caso de presentar alguno de las señales anteriores, se debe acudir de manera inmediata a una institución de salud, el tiempo que tome esta atención determinará el tratamiento y pronóstico del paciente.

Hábitos de riesgo:

El cardiólogo comenta que los malos hábitos son la principal causa que desencadena los problemas cardiovasculares: el consumo de cigarrillos, la falta de ejercicio, dieta poco saludable, el stress e incluso el insomnio. Estos son los promotores de las principales enfermedades, por esto indica que, si no hay un cambio de estas costumbres, las tasas de mortalidad aumentarán.

Cómo cuidarse:

La prevención es un principio fundamental que se debe tener presente para mantener una buena salud; un control adecuado puede disminuir en gran parte el riesgo de sufrir ataques cardíacos. El especialista recomienda que se debe tener un monitoreo constante de la Hipertensión arterial, Diabetes Mellitus y los rangos adecuados del colesterol. Los chequeos para prevenir una enfermedad cardíaca deben ser a partir de los 40 años. En caso de exista una

carga hereditaria, es importante empezar un control desde los 30 años, esto ayudará a disminuir el riesgo de infartos.

El doctor asegura que la prevención constituye en una política de salud a nivel mundial y para lograrlo se debe educar a la población sobre los malos hábitos poco saludables y como el cambio de estos, ayudarán a mantener un buen estilo de vida

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba