156 mil ciudadanos que habitan los cantones Guayaquil, Durán y Samborondón, fueron atendidos mediante los diferentes programas y servicios, en el transcurso del periodo de gestión del año 2020.

Durante el proceso de rendición de cuentas que este jueves 13 de mayo cumplió de manera virtual la Coordinación Zonal 8 del Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) se expuso que más de 156 mil ciudadanos que habitan los cantones Guayaquil, Durán y Samborondón, fueron atendidos mediante los diferentes programas y servicios, en el transcurso del periodo de gestión del año 2020.  

Como parte de las diferentes cifras que hizo públicas el coordinador de la zona 8 del MIES, Luis Cedeño, se conoció que en desarrollo infantil recibieron cobertura 45.196 niños y niñas de 0 a 3 años de edad, a través de Centros de Desarrollo Infantil (CDI) y la modalidad Creciendo con Nuestros Hijos (CNH), así también se entregó el Bono de Desarrollo Humano (BDH) de USD. 50 dólares a un total de 51.012 personas.

En lo que respecta a personas adultas mayores, Cedeño dijo que 7.743 beneficiarios fueron atendidos por medio de visitas domiciliarias, espacios diurnos y de socialización; además, 13.339 recibieron la pensión Mis Mejores Años de USD. 100 mensuales, mientras que 16.479 recibieron la pensión de adulto mayor de USD.  50 dólares.

La autoridad zonal del MIES detalló que 2.635 personas con discapacidad formaron parte de los servicios de atención domiciliaria, centros diurnos y residenciales. Asimismo, 4.320 personas con discapacidad accedieron al Bono Joaquín Gallegos Lara de USD. 240 mensuales; mientras que 7.476 recibieron la Pensión Toda una Vida de USD. 100 dólares y 5.345 la pensión por discapacidad de USD. 50 mensuales.

Además de las coberturas señaladas, dijo que es importante que para mejorar la gestión de lo público se deben mostrar los resultados con el propósito de que la ciudadanía pueda evaluarlo, “de tal modo que el pueblo pueda indicar su incidencia dentro de la gestión”, señaló. En ese sentido y como parte de la rendición de cuentas, previamente se desarrollaron mesas de trabajo, en donde delegaciones de usuarios plantearon observaciones y asumieron compromisos para mejorar los servicios.

Entre los participantes estuvo Karen Castillo, madre de familia que accede a los servicios del CDI “Niño Jesús” del noroeste de Guayaquil, quien señaló que “se requiere para las educadoras la formación continua en tecnología y conocimiento relacionado con las actividades laborales para seguir fortaleciendo sus conocimientos, pues esto favorecerá la atención que reciben nuestros hijos; y de parte de los padres mayor predisposición para recibir las consejerías familiares y brindar apoyo”.            

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba