1 000 millones del FMI son gratis e irán para gasto fiscal y fortalecer reservas

Ecuador prevé destinar los USD 1 000 millones que recibirá de forma gratuita del Fondo Monetario a fortalecer las reservas internacionales del país y cubrir parte del gasto público. Así lo anticipó el gerente del Banco Central del Ecuador (BCE), Guillermo Avellán, hace unos días.

La ayuda es parte de la asignación general de 456 000 millones en DEG equivalentes a USD 650 000 millones que hará el Fondo Monetario Internacional (FMI) a sus países miembros, con el fin de apuntalar la liquidez mundial. La decisión fue aprobada en junio por el Directorio del organismo y el lunes de esta semana por su Junta de Gobernadores.

El FMI anunció que la asignación de DEG entrará en vigor el próximo 23 de agosto.

Los DEG son activos monetarios del FMI o una especie de moneda del multilateral que puede ser transformada a dólares, euros, etc.

La directora Gerente del organismo, Kristalina Georgieva, dijo que es “la mayor asignación de DEG en la historia del FMI y una inyección de ánimo para la economía mundial en medio de una crisis sin precedentes”.

La funcionaria agregó que medida permitirá “abordar la necesidad de reservas a escala mundial y a largo plazo, generará confianza y promoverá la resiliencia y estabilidad de la economía mundial”.

El monto que recibirá cada país miembro del FMI se define según la cuota que aporta cada uno.

Según el multilateral, 193 000 millones de DEG (unosUSD 275 000 millones)de la asignación serán para países de mercados emergentes y en desarrollo, incluidos países de bajo ingreso.

De este monto, USD 210 000 millones son para economías emergentes y USD 21 000 millones, para los países más pobres, señaló José Emilio Vásconez, director de la Escuela de Relaciones Internacionales de la Universidad Internacional del Ecuador (UIDE).

Francisco Rivadeneira, exrepresentante del Ecuador ante el Fondo, explicó que todos los países miembros se beneficiarán de los recursos, “excepto los que tengan o estén en mora de pago por algún préstamo o crédito con el organismo multilateral. Por ejemplo, Sudán estaba en ese caso y hay el riesgo de que no reciba los recursos”, dijo.

Los USD 1 000 millones que espera Ecuador, según Rivadeneira, son prácticamente gratuitos y sin condiciones.

Una vez recibidos, el BCE debe hacer una solicitud al FMI para que busque otro banco central de algún país interesado en comprar los DEG de Ecuador y, de este modo, convertirlos a dólares.

En medio de la crisis mundial, Rivadeneira considera que será fácil para el Ecuador conseguir un país que le pueda ayudar a canjear los DEG y contar con los recursos en menor tiempo.

Para el exministro de Economía, Mauricio Pozo, esta inyección de recursos más el incremento del precio del petróleo le dará al país cerca del 1% del Producto Interno Bruto (PIB) para atender las necesidades fiscales. “El dinero debe ser optimizado en su uso, para que permita un menor endeudamiento”, dijo.

El Gobierno ha señalado que los recursos son claves para completar el financiamiento previsto para este año. Hasta julio pasado la caja fiscal arrastraba atrasos por USD 1 780 millones.

Con estos recursos, el Gobierno debe fortalecer las reservas internacionales, pensar en ampliar la red de protección social y tener un plan de contingencia para fortalecer la oferta de productos del país, principalmente de las pequeñas y medianas empresas afectadas por la pandemia, añadió Vásconez.

Estas asignaciones generalizadas únicamente se han efectuado en tres ocasiones en la historia del multilateral.

La primera asignación, por un total de 9 300 millones DEG, se distribuyó entre 1970 y 1972; la segunda, de 12 100 millones, se distribuyó entre 1979 y 1981; y la tercera, por 161 200 millones, se efectuó el 28 de agosto de 2009 a raíz de la crisis financiera internacional ocurrida en el 2008.

En esa ocasión, el país recibió USD 348 millones (224,1 millones de DEG, con una cotización base en ese entonces de 1,55 por cada activo). Luego, el 9 de septiembre de ese año, el ente canalizó otros USD 49 millones para el país.

Fuente: El Comercio

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba