Mitos y verdades sobre el uso del computador portátil

A pesar de que el computador es una de las tecnologías más usadas, sigue habiendo mitos sobre su uso: desde ponerle un cactus al lado para evitar la radiación hasta la posibilidad de que explote por tenerlo sobre las piernas. Seguramente alguna vez se le derramó una bebida en el teclado y no supo qué hacer, o quizás usted es de los que siempre lo dejan encendido y conectado a la corriente. ¿Qué está bien y qué está mal? ¿Qué deberíamos tener en cuenta para prolongar la vida de nuestros portátiles?

Esta es una guía básica de afirmaciones ciertas o erróneas que circulan de boca en boca y la verdad respecto de ellas, a cargo de tres expertos de la industria: Margarita Gutiérrez, analista de márketing de Dell; Silvio García, gerente de Acer Colombia, y Carlos Navas, ‘brand’ mánager de Consumo de Lenovo Colombia.

Una memoria USB se daña si la retiro sin usar el comando de expulsión

Cierto. Navas explica que si un dispositivo externo se saca a la fuerza puede perder información, pues esos datos están almacenados en la memoria caché de la máquina y es posible que no se alcancen a enviar a la USB. “Además se puede generar un daño físico en el dispositivo. Lo mejor es que siempre busque expulsar la memoria de manera segura”, concluye el especialista.

Un cactus me protege de la radiación del computador

Mito. Si bien los cactus resisten la radiación electromagnética, no son un escudo. Y si lo fueran, tendrían que estar entre el monitor y el usuario, pues las ondas viajan en línea recta. “La tecnología ha avanzado bastante y las emisiones son cada vez menores, así que no va a causar ningún impacto sobre la salud tener un cactus al lado del computador”, asegura Navas.

Utilizar el portátil en un avión en vuelo lo deteriora

Mito. No hay ninguna afectación, pues la presurización del avión hace que el ambiente de la cabina sea igual que el que hay en tierra, explica Carlos Navas, ‘brand’ mánager de Consumo de Lenovo Colombia.

El portátil se pone más lento si se deja prendido durante varios días

Cierto. Aunque los portátiles están hechos para largas jornadas de trabajo, si se dejan encendidos varios días se pueden cargar de demasiadas tareas, lo cual afecta el rendimiento. “Cuando no se apaga, sino que solo se cierra, hay procesos que quedan abiertos. Eso hace que el sistema operativo se ponga un poco lento. Si hay muchas cosas abiertas, hay aplicaciones que pierden rapidez”, dice Navas, el vocero de Lenovo. La recomendación es apagarlo cuando no vaya a utilizarlo.

Llevar el computador dentro de una maleta puede afectarlo

Cierto, pero si lo deja encendido. “Es necesario verificar que se puso en modo de suspensión temporal o hibernación. De lo contrario, el procesador seguirá trabajando y, como en un maletín no hay ventilación, cuando saque el equipo va a estar hirviendo”, advierte Navas. Si la temperatura que alcanzó el portátil es muy alta, es posible que se queme algún componente interno. Además es probable que el equipo se bloquee, que es lo que ocurre cuando se detecta que la temperatura llegó al máximo.

Si le cae agua, hay que desarmar el equipo

Mito. Cuando algún líquido cae sobre el teclado, los usuarios suelen desarmar el computador para que se seque. Sin embargo, esta práctica es contraproducente, porque cabe la posibilidad de que se dañen componentes internos, comenta Gutiérrez. De acuerdo con la experta, en estos casos se debe apagar el computador de inmediato y usar una tela suave que absorba el líquido, sin presionar en exceso. También es recomendable usar un secador de pelo con la temperatura más fría. Al final del proceso, lo mejor es ubicar el computador boca abajo y dejarlo secar hasta 24 horas.

Si pongo el portátil sobre mis piernas puede recalentarse y explotar

Sí y no. Si bien es posible que los equipos se calienten en esta posición, según Navas el riesgo de explosión es mínimo, teniendo en cuenta que los procesadores actuales tienen consumos de voltaje muy bajos. “Antes, los procesadores eran mucho más grandes y se necesitaba disipar ese calor interno que se generaba dentro de la máquina. Hoy eso ya no sucede”, dice.

Sin embargo, Gutiérrez recomienda que mientras el equipo esté conectado se lo ubique sobre algún escritorio o superficie que evite molestias, pues el proceso de carga sí puede hacer que la batería se caliente. “Si acostumbra usar el computador en las piernas, debe procurar que no sea por un tiempo prolongado”, aconseja.

Lo que sí puede ocurrir, anota García, es que al trabajar con la máquina sobre las piernas se bloqueen algunos de los conductos de ventilación. Eso puede causar un exceso de calor que deteriore el ‘hardware’.

La batería se afecta si uso el equipo mientras está conectado a la energía eléctrica

Mito. Margarita Gutiérrez, analista de márketing de Dell, señala que “las últimas tecnologías de las baterías ayudan a prolongar su vida e incluso algunos fabricantes agregan aplicaciones para detectar si la persona mantiene la conexión durante mucho tiempo”.

Navas explica que las baterías nuevas, hechas de iones de litio y presentes en casi todos los equipos, ya no permiten la sobrecarga. “El deterioro que vemos en las baterías cuando pasa el tiempo es normal, no se da por mantenerlas conectadas”, afirma el experto, quien recomienda mantener la batería entre el 40 y el 80 por ciento de la carga.

Silvio García, gerente de Acer Colombia, aconseja tres ciclos de carga y descarga de la batería antes de usarla por primera vez.

http://www.eltiempo.com/tecnosfera/dispositivos/mitos-y-verdades-sobre-los-computadores-portatiles-216912