Los caleños que buscan revolucionar la educación con tecnología

“Cuando un colegio quiere comunicarse con los padres de los estudiantes generalmente envían una circular. El niño o la niña, puede que no la lleve o que la pierda. Puede pasar, también, que el padre no la lea o la bote. Entonces, la institución educativa no tiene cómo medir el impacto que tuvo la intención de la comunicación. En la actualidad hay tecnología en los colegios, pero está desagregada y está siendo ineficiente”.

Con estas palabras, Sebastián Sevillano y Johan Medina, dos emprendedores caleños, buscan impulsar su aplicación, con la que, según ellos, será posible revolucionar el sector educativo.

00:00
00:00

La plataforma se llama ‘Mi App Escolar’ y permite tener reportes digitales de la efectividad de la comunicación, hacer pagos en línea de la pensión o matricula, autorizaciones sobre actividades o salidas de los estudiantes, calendario de eventos, menú escolar, noticias de la institución, comunicación directa con el colegio, entre otras más funcionalidades.

“Evidenciamos que la tecnología en la educación está muy desatendida. Además, observamos que la comunicación de los colegios y los padres de familia no está siendo la mejor. Por eso, allí vimos una oportunidad de negocio, no solo en Colombia, también en la región”, aseguró Medina, en diálogo con EL TIEMPO.

La aplicación, que fue constituida en Estados Unidos, tiene presencia en México, Ecuador y Colombia. Actualmente, la plataforma opera en más de 100 colegios y registra 68.000 descargas. De acuerdo con sus creadores, esperan crecer a 250.000 descargas para 2020.

“La solución ha sido muy bien aceptada. Pero en Colombia hemos tenido un problema y es un tema legal por cuestión del Ministerio de Educación, porque debe haber una regulación a la hora del cobro por nuestros servicios”, afirmó Johan Molina.,

El modelo de negocio es un cobro por estudiante, que se hace a la institución educativa y el valor depende de la cantidad de estudiantes y la estratificación que tiene la misma. La solución está por un dólar por estudiante al mes.

“Cada colegio se encarga de generar su propio contenido para la aplicación. La experiencia de usuario es muy intuitiva y cualquier persona la puede usar. En últimas, lo que buscamos es que los padres puedan tener en el bolsillo todo lo que el colegio les puede ofrecer”, aseguró Sevillano.

fuente:http://www.eltiempo.com/tecnosfera/novedades-tecnologia/mi-app-escolar-una-plataforma-para-digitalizar-los-procesos-educativos-140110