Facebook quita cables y euros a la realidad virtual

El nuevo Oculus Rift será algo menos potente, más barato, inalámbrico y no necesitará un PC para funcionar

La distancia que separa la realidad virtual más sencilla -la que se puede conseguir con móviles y visores de bajo precio- de la más avanzada está a punto de recortarse.

Facebook planea lanzar este año un casco de realidad virtual más barato que al actual Oculus Rift con el objetivo de animar un mercado de realidad virtual que no termina de despegar entre el consumidor medio. El nuevo casco, según fuentes cercanas al proyecto, no necesitará cables como el actual Oculus Rift.

Será completamente independiente, algo menos potente a nivel gráfico ya que no utiliza la potencia de un PC conectado pero, a cambio, con la ventaja de ser mucho más accesible y ligero. Costará cerca de 200 dólares más impuestos (aproximadamente la misma cantidad en euros).

El casco tampoco podrá saber con precisión dónde se encuentra el usuario en el espacio. Los actuales sistemas de realidad virtual de gama alta utilizan cámaras externas

Para quienes busquen una experiencia más completa, el actual Oculus Rift acaba de ser rebajado. El casco y el mando de control pueden comprarse por 400 dólares más impuestos (aproximadamente la misma cantidad en euros), un precio 200 euros menor al que hasta ahora tenía el dispositivo.

En Facebook han reconocido que la rebaja busca catalizar el interés por la tecnología, que no termina de cuajar entre el gran público a pesar del entusiasmo de la industria, pero no aclaran si a largo plazo seguirán manteniendo la apuesta por visores de alta capacidad gráfica o si los esfuerzos de la compañía se enfocarán ahora hacia la plataforma menos potente.

Según IDC en el primer trimestre del año se han vendido 2,3 millones de visores para realidad virtual, pero la mayoría son modelos de bajo precio, soportes para usar con el teléfono móvil. Facebook apenas habría vendido 100.000 unidades de Oculus Rift, un casco caro en comparación y que necesita un potente PC conectado para lograr ofrecer una buena experiencia de realidad virtual, lo que aumenta el precio final del conjunto.

EM