Los jóvenes españoles no son conscientes de las oportunidades profesionales que les brinda la ciberseguridad

El sector de la ciberseguridad es una oportunidad de desarrollo profesional. De hecho, se calcula que en 2017, habrá en Europa unos 700.000 puestos de trabajo sin cubrir en el ámbito de las tecnologías y la seguridad. Pero algo falla cuando los jóvenes desconocen que pueden tener un futuro profesional prometedor en dicho ámbito.

Según el estudio de Kaspersky Lab «Las lagunas de conocimiento en ciberseguridad: una bomba de relojería a punto de estallar», realizado entre 12.000 jóvenes y empresarios de Estados Unidos y Europa (incluyendo España), el 72% de los jóvenes en nuestro país no son conscientes de las oportunidades profesionales que les brinda la seguridad TI. Este sector busca incorporar a toda una generación de «ciberdefensores».

Aunque los jóvenes pueden contar con las habilidades adecuadas para colaborar en la lucha contra el cibercrimen, la falta de compromiso de la industria de seguridad está haciendo que la oportunidad se pierda. Y es que el 74% nunca han considerado desarrollar una carrera en este campo. Además, casi la mitad (48%) tienen poco o ningún conocimiento de lo que hace un experto en ciberseguridad.

«El sector TI necesita conectar con la realidad y actualizar los requisitos que exigen las empresas para minimizar el desfase en el la contratación que se está produciendo en la industria de ciberseguridad», dice Alfonso Ramírez, director general de Kaspersky Lab Iberia. «En este año estamos celebrando el 20º aniversario de nuestra compañía y durante estas dos décadas pasadas, la industria de la ciberseguridad ha madurado de manera notable, pero en otras áreas, hemos progresado poco».

El informe de Kaspersky Lab determina que cerca de un tercio (33%) de los profesionales TI en España creen que la experiencia demostrada es el activo más valioso que puede poseer un candidato de seguridad TI, seguido por el conocimiento de los sistemas TI (25%). Sin embargo, el estudio muestra también que, aunque los graduados carecen de experiencia, cuentan con unas cualidades personales que les hacen perfectos para el trabajo en ciberseguridad.

Los profesionales TI en nuestro país ven como requisitos más importantes a la hora de trabajar en seguridad ser capaz de pensar con originalidad (45%) y saber trabajar fuera de los entornos normales (40%) y estructuras formales (39%). Un tercio (36%) también están de acuerdo en que es importante ser naturalmente curioso y preguntarse cómo funcionan las cosas.

Una gran mayoría de los profesionales TI consideran que los jóvenes españoles cuentan con esas cualidades. Tres cuartas partes (77%) de los profesionales creen que los jóvenes tienen imaginación, el 73% piensan que trabajan bien fuera de los entornos habituales y el 81% que se mueven bien fuera de las estructuras formales. El 82% están de acuerdo con los jóvenes son naturalmente curiosos y se interesan por saber qué hay detrás del funcionamiento de algo.

«Ignorando a los jóvenes, la industria está fracasando a la hora de aprovechar al máximo un recurso muy valioso», advierte Ramírez . «No atraer a esta generación puede llegar a tener unos costes elevados -continua-. Hay una cantidad limitada de talento en ciberseguridad que está siendo desaprovechada y que se va a otros sectores. Con la variedad y magnitud de las ciberamenazas cambiando día a día, para ganar la guerra se necesita contar con un enfoque colaborativo y un equipo formado por expertos de la industria».

fuente:http://www.abc.es/tecnologia/redes/abci-jovenes-espanoles-no-conscientes-oportunidades-profesionales-brinda-ciberseguridad-201704171433_noticia.html