Barcelona, capital del videojuego

Barcelona es, hasta el próximo domingo, la capital del videojuego. Las empresas más importantes de la industria, y también pequeños estudios desarrolladores, se dan cita en la Barcelona Games World (BGW), una nueva feria que ocupa más de 53.000 metros cuadrados en el recinto de Montjuïc y en la que se presentan hasta 70 novedades de todos los géneros y consolas, que se pueden probar en más de 1.000 terminales de juego. Más allá del éxito de público (se prevén 90.000 visitantes), esta feria debe ser el impulso definitivo para una industria con gran presencia en Catalunya y, sobre todo, gran potencial.

Este jueves la feria ha abierto sus puertas por primera vez, aunque en una jornada sólo para profesionales (los platos fuertes llegan a partir de este viernes, cuando acudirá el gran público). Y la sensación dentro ha sido de lograr precisamente lo que se buscaba: que la BGW no quiere ser solo una feria para ver novedades y pasárselo bien, sino que su huella debe ir más allá en forma de potenciar la industria local y crear puestos de trabajo, nuevos negocios y títulos de éxito a nivel internacional.

Esa es una de las razones por la que esta feria, que se celebraba en Madrid, ha recalado en Barcelona: un mayor protagonismo de la industria más allá de la espectacularidad de los grandes juegos, explican fuentes de la organización. Por ejemplo, los desarrolladores locales tienen acceso a reuniones con inversores internacionales (invitados por el comité organizador) y a una plataforma onlinepara potenciar su negocio. “En anteriores ediciones nosotros éramos lo de menos”, explica uno de los desarrolladores presentes. Además de este punto, otro de los motivos por los que la feria se celebra en Barcelona es el apoyo institucional: incluso el ‘president’ de la Generalitat, Carles Puigdemont, recibirá el sábado a los organizadores de la feria.

No hay cifras oficiales de la importancia de esta industria en Catalunya, solo algunas aproximaciones. “En España hay unos 450 estudios desarrolladores, con unos 5.000 empleados. El 40% de los estudios y trabajadores están en Catalunya”, explica José María Moreno, director general de la AEVI. “Es un sector en continuo crecimiento, y que demanda profesionales constantemente. Y es un sector que crea empleo de calidad”, completa.

Como en muchos otros sectores, las grandes empresas del sector (las ‘majors’) tienen su sede en Madrid. Pero es en Catalunya donde han nacido estudios de desarrollo de éxito mundial y donde estudios internacionales han instalado subsedes para crear juegos. En el primer grupo se cuentan empresas como Digital Legends(Afterpulse, Kroll) o Social Point (Monster Legends, Dragon Land), y en el segundo, Ubisoft (Assassin’s Creed, Tom Clancy’s Rainbow Six: Siege) o King (Candy Crush -ya ha alcanzado el nivel 2.000-). “Aterrizamos en Barcelona en el año 2012. Ahora somos alrededor de 600 trabajadores ya. Barcelona es una ciudad que atrae talento de fuera, por las condiciones y la calidad de vida, y también dispone de talento local bien preparado”, comenta Manel Sort, director del estudio de King en Barcelona.

Al otro lado están los pequeños estudios. Rafel Pérez es miembro del equipo de Oxiab, una firma de desarrolladores con base en Barcelona. Comenzaron en el 2014 con el proyecto de lanzar un juego para Nintendo Wii U, y el resultado fue ‘Canvaleon’. “Ahora vamos a probar con PC. Seguiremos haciendo cosas para Nintendo, pero mientras no se sabe nada de la nueva consola, hemos desarrollado Bitlogic, un juego de estética retro para MSX y Steam. “Somos 7 en el estudio, la mayoría desarrolladores. Pero todos tenemos otro trabajo, porque no podemos vivir de ello. Nuestra idea es crear un catálogo de juegos para luego poder ir a buscar inversores. Una feria como esta nos ayuda”, completa.

Posicionarse en esta industria puede ser clave cara al futuro: el mercado de los videojuegos es la primera industria de ocio audiovisual e interactivo de España, con un consumo de 1.083 millones de euros en el 2015, ejercicio en el que se vendieron en España un total de 9.825.000 unidades de videojuegos y 1.105.000 consolas.

Que la industria sigue creciendo lo demuestra el interés por la BGW. Hay más de 6.000 profesionales acreditados, y las entradas para el sábado en preventa online se agotaron hace días (habrá venta limitada en taquilla).

fuente:http://www.elperiodico.com/es/noticias/tecnologia/barcelona-games-world-2016-capital-videojuego-5467850