Estas gafas serán tu entrenador personal

“OK, Radar. ¿Cuál es el entrenamiento de hoy?” Con esta sencilla frase unas gafas deportivas como las Oakley Radar Pace se convierten en un entrenador personal capaz de crear programas de ejercicio y realizar un seguimiento exhaustivo de la actividad física. Para ello, han sido dotadas de un amplio conjunto de sensores que envían la información a una aplicación instalada en el teléfono móvil. Más allá de esta capacidad, presente en otros dispositivos y aplicaciones, su principal atractivo radica en que interpretan todos esos datos para informar al deportista sobre la marcha e ir corrigiendo algunos aspectos de la rutina, a la vez que permiten interactuar con ellas a través de un sistema inteligente de reconocimiento de voz.

Vista segura

FICHA TÉCNICA

Aplicación: Radar Pace

Compatibilidad: iOS y Android

Conectividad: Bluetooth, Bluetooth Low Energy y ANT+

Sensores internos: Acelerómetro, giroscopio, presión, humedad y proximidad

Sensores compatibles: HR, medidores de potencia, sensores de velocidad, sensores de pie y de cadencia

Lentes: Intercambiables: lente Prizm Road para optimizar la visibilidad, lente transparente

En el paquete: auriculares, funda, bolsa, dos adaptadores para la nariz, Aero Clip, cable microUSB, guía de inicio rápido

Otros: Resistencia al agua IPx5, resistencia a los impactos (ANSI Z87.1), indicador LED del estado de la batería

Precio: 439 euros

www.oakley.com

Destinadas a su uso durante las sesiones de running o ciclismo, Oakley Radar Pace poseen el diseño característico de las gafas creadas con esta finalidad, con una amplia pantalla antirreflejos con filtrado de los rayos UVA, UVB y UVC. Gracias a la tecnología Oakley Prizm, los colores se perciben más precisos, con tonos blancos más brillantes, y amarillos, verdes y rojos mejorados. Así, se aprecian mejor los cambios en caminos y carreteras. Esta lente puede sustituirse de forma sencilla por otra transparente ideal para entrenamientos cuando hay poca luz, también incluida en la caja del producto.

Para utilizar el sistema de reconocimiento de voz y recibir instrucciones y consejos, incorpora un micrófono y unos auriculares que se conectan a los puertos microUSB situados en cada una de las patillas. Están articulados, por lo que es posible moverlos hasta colocarlos cómodamente en los oídos. El último elemento que destaca en su exterior es un pequeño panel táctil ubicado en la patilla izquierda destinado al control de distintas funciones: es la solución para responder o finalizar llamadas, gestionar la reproducción de música, controlar el volumen o activar los asistentes de voz Siri o Google Now.

La sensación general al llevarlas puestas es muy positiva, sin experimentar ningún tipo de molestia ni en las orejas ni en el puente de la nariz. Además, son bastante ligeras, por lo que no estorban a la hora de ponerse en marcha.

Entrenamiento personalizado

LO MEJOR Y LO PEOR

Lo mejor:

– Sistema inteligente de conversación

– Capaz de aprender hábitos

– App intuitiva

Lo peor:

– Precio elevado

– Necesaria su conexión continua con el móvil

– Ausencia de monitor de ritmo cardiaco

Radar Pace funcionan conectadas al smartphone a través de Bluetooth y utilizan para ello una aplicación con el mismo nombre. Esta app realiza una serie de preguntas para identificar tanto el estado físico del usuario como sus objetivos y preferencias. Así, hay que determinar aspectos como altura, edad y peso, y seleccionar si se va a montar en bici o salir a correr, si se desea ponerse en forma o prepararse para un evento deportivo concreto, o cuántos kilómetros puede hacer el usuario si al día siguiente tuviera que repetir la actividad. Con todos estos datos crea un plan de entrenamiento personalizado que combina días más duros con otros de recuperación y semanas más intensas que otras. Además, va ajustándose según avanzan las semanas y ofreciendo alternativas si, por ejemplo, un día no se cumple con el objetivo.

El aspecto más interesante es que se vale de la información que va recibiendo de sus sensores (acelerómetro, giroscopio, humedad y barómetro) para medir en tiempo real cómo se desarrolla cada entrenamiento y proporcionar un feedbacksimilar al que podría ofrecer un entrenador personal: actualizaciones sobre la rutina, si no se está haciendo algo bien o si es necesario aumentar la intensidad para alcanzar los objetivos.

VALORACIÓN Y VEREDICTO

Calidad-precio: ****

Diseño: ****

Innovación: ****

Manejo: *****

Extras: ****

Veredicto:

  • Rotundamente bueno
  • Recomendable
  • Neutro
  • Más bien negativo
  • Muy negativo

Se echa de menos la presencia de un monitor del ritmo cardíaco, imprescindible a nuestro juicio para completar todos estos datos. Aunque no venga integrado, es posible utilizar uno externo, ya que las gafas son compatibles con sensores conectados a través de Bluetooth y ANT+, entre los que también se encuentran medidores de potencia, sensores de velocidad, sensores de pie y de cadencia. La información proveniente de ellos se incorpora a la aplicación, utilizándolos para analizar las sesiones con más detalle.

Tecnología Intel

En este punto entra en escena el sistema de reconocimiento de voz: Intel Real Speech. Es la primera vez que se aplica a un dispositivo y su objetivo es que el usuario pueda tener una conversación natural y dialogada con las gafas. Lo más innovador es que no es necesario utilizar frases predeterminadas y le podemos preguntar con nuestras propias palabras cuál es el entrenamiento del día, pero también realizar consultas sobre la marcha: ¿Están los sensores conectados? ¿Cuál es mi velocidad? ¿Cuánto falta? Y así un largo etcétera. La única limitación es que hay que iniciar cada una de las frases con “OK, Radar” para que las gafas sepan que te estás dirigiendo a ellas.

LA COMPETENCIA

– Recon Jet

– 4iiii Sportiiii

– Garmin Varia Vision

– Solos Cycling Glasses

El sistema funciona estupendamente y reconoce sin problema todos los comandos incluso cuando el viento podría dificultar la escucha del micrófono. Eso sí, para asegurarse en estos casos lo mejor es poner un pequeño protector que ayuda a que el micro reciba la voz de forma más clara. Su uso está recomendado también cuando se va a una velocidad superior a 30 Km/h.

Para aficionados y avanzados

La finalidad de las Oakley Radar Pace es sustituir a un entrenador personal y en muchos sentidos lo hacen: son cómodas, ayudan a conseguir de forma más eficiente los objetivos de entrenamiento y crean planes específicos adaptados a las necesidades de cada persona. Además, están preparadas para adecuarse a las condiciones físicas y rutinas de cualquier tipo de atleta, desde principiantes hasta otros con nivel avanzado. Su principal inconveniente es su elevado precio, lo que nos hace pensar que será difícil que una persona que esté empezando a incluir el deporte en su rutina las considere como una opción viable.

fuente:http://tecnologia.elpais.com/tecnologia/2016/11/18/actualidad/1479481386_377815.html