Videojuegos ‘Titanfall 2’: lucha de gigantes (mecánicos)

Cuando se lanzó en 2014, Titanfall tenía todos los elementos para triunfar. Era el primer videojuego de Respawn Entertainment, la compañía fundada por Jason West y Vince Zampella tras ser despedidos por el gigante Activision. Los creadores de la saga Call of Duty emprendían una nueva aventura empresarial con un shooter que prometía acción en primera persona a pie y a bordo de gigantes mecánicos. Sin embargoTitanfall, que fue un lanzamiento exclusivo para Windows y las consolas Xbox, se quedó por debajo de las expectativas. Era un juego divertido y que enganchaba con su sistema de progresión en el multijugador online, pero carecía de algo fundamental para triunfar: un modo campaña para un solo jugador.

Dos años después Respawn lanza este Titanfall 2 que responde a las peticiones de los jugadores con una historia emocionante y digna de las mejores producciones de ciencia ficción de Hollywood. Además, el juego deja de ser exclusivo del universo Microsoft y llega a PlayStation 4.

Jack Cooper y BT-7274: uña y cable

Tras un breve tutorial en el que aprendemos la técnica de salto de nuestro personaje y el manejo de las armas, la acción nos traslada al planeta Tifón. Titanfall 2 se sitúa en el mismo conflicto que el título original, con el enfrentamiento entre la corporación IMC y los rebeldes de la Milicia en una zona del espacio conocida como La Frontera.

Nuestro personaje, Jack Cooper, desembarca en Tifón como fusilero de la Milicia sin experiencia real con los titanes y pronto se verá obligado a pilotar a BT-7274, el titán de su mentor. El vehículo robótico le traslada la información de una operación especial en la que deben localizar al capitán Anderson. Piloto y titán descubrirán que IMC ha desarrollado el “arma plegadora”, capaz de destruir un planeta en segundos y que amenaza a Armonía, hogar de millones de civiles y cuartel general de la Milicia.

El desarrollo del juego nos lleva por distintos escenarios del planeta (la selva, complejos industriales, laboratorios tecnológicos) en los que debemos usar nuestra habilidad para correr por las paredes y ejecutar saltos dobles. Titanfall 2 es en muchos momentos una acertada mezcla de juego de plataformas y de disparos. La mayoría de las veces nuestro avance no lo frenarán los ataques de los enemigos sino las caídas desde las alturas. Caídas que pueden desesperar al jugador menos templado pero que le dan un toque de videojuego clásico con su filosofía de ‘ensayo y error’.

Junto a ese homenaje a la diversión directa del juego clásico, la historia es el otro punto fuerte de Titanfall 2. El titán tiene una personalidad bastante infantil, y no entiende el sarcasmo de las respuestas que podemos elegir con nuestro mando. La relación del piloto con el gigante mecánico se va afianzando en cada fase, con situaciones que recuerdan a la película de animación El gigante de hierro. Jack y BT se necesitan el uno al otro para detener una catástrofe y las situaciones de peligro añaden emotividad a un guion con escenas memorables.

El juego no ofrece un desafío excesivo (se puede completar en unas ocho horas en el modo Normal), pero invita a volver a completarlo en las dificultades más altas. No tanto por recoger todos los cascos de piloto ocultos sino por la oportunidad de derrotar a los enemigos finales de cada fase con un arsenal diferente.

Titanfall 2 pone el listón muy alto en el género de los shooters en primera persona y ofrece una alternativa a quienes quieran probar algo distinto a las sagas Battlefied Call of Duty. Su principal escollo para triunfar puede ser su fecha de lanzamiento, entre las últimas entregas de esas franquicias consagradas. Pero merece una oportunidad en este otoño caliente de disparos virtuales.

fuente:http://www.rtve.es/noticias/20161124/titanfall-2-lucha-gigantes-mecanicos/1442581.shtml