La producción del Galaxy S8 peligra si Samsung no da con el problema de las baterías del Note 7

Samsung está teniendo un mal mes por culpa de las baterías del Galaxy Note 7, que han provocado la retirada del mercado del teléfono. Y podría tener un año mucho peor si, de no determinar pronto la causa de los problemas de la bateríaLa compañía surcoreana está trabajando a destajo para encontrar qué es lo que hace que las baterías fallen, información que harán pública si cumplen con la promesa que hicieron poco después de parar la producción del Note 7.
Sin embargo, como tarden más tiempo en hallarlo, el siguiente dispositivo de la casa podría verse perjudicado por todo este asunto.

Samsung trabaja en el Galaxy S8 y S8 Edge y, si todo va bien y sigue con la tradición, los anunciará en el Barcelona Mobile World Congress. Si las cosas no van bien, Sin embargo, si el problema no se aísla, la producción de los S8 podría retrasarse para no verse con otro ‘Notegate’.

Es lo que cuenta Chosun, una de las principales cabeceras de Corea del Sur, que cita los miedos de los empleados de Samsung porque se produzca un retraso en la rutina de lanzamientos de la empresa.

Al margen de esto, según los rumores más recientes, el Galaxy S8 podría traer algunos cambios muy relevantes y tener una potencia muy por encima de la competencia, con una pantalla 4K y capacidad para usar dispositivos de realidad virtual con mucha comodidad. Este último sería uno de sus puntos fuertes, que estaría ligado a una nueva versión del Gear VR de Samsung.

EL MUNDO