La batalla por salvar un meme que ha sido explotado por grupos racistas en internet.

Un grupo que combate el antisemitismo espera rehabilitar la imagen de una rana que fue adoptada y se volvió asociada al racismo y el fanatismo en las redes sociales. Hace menos de un mes el grupo –la “Liga Antidifamación”– agregó el dibujo, Pepe la rana, a su lista de símbolos de odio, donde se unió a íconos como la esvástica o la bandera confederada. El grupo anunció la semana pasada un experimento para tratar de reformar la imagen, trabajando con su creador, Matt Furie, quien creará una “serie de positivos memes y mensajes de Pepe” para ser difundidos a través de redes sociales con el hashtag #SavePepe. “Pepe nunca fue pensado para ser usad como un símbolo de odio”, indicó Jonathan Greenblatt, director del grupo, en un comunicado.

“La rana triste estaba pensada para ser solo eso, una rana triste. Vamos a trabajar con Matt y su comunidad de artistas para volver a apoderarnos de Pepe para que sea usado como una fuerza del bien, o al menos para educar a la gente sobre los peligros del prejuicio y el fanatismo”. Pepe la rana no tenía connotaciones antisemitas originalmente, indicó la Liga Antidifamación en un comunicado el mes pasado.
El meme se volvió popular en lugares como 4Chan, un foro online anónimo, y el sitio social Reddit, y morfó en un icono vinculado a comentarios anti-judíos y racistas. La imagen ha aparecido en la campaña presidencial en EE.UU. luego que Donald Trump Jr., hijo del candidato republicano, compartió una imagen en su cuenta de Instagram que muestra las caras de su padre, la suya y varios simpatizantes de Trump con Pepe.

Incluso fue usada por el propio candidato en un post en Twitter hace un año. Furie dijo en una columna en la revista Time la semana pasada que es “completamente loco” que racistas estén usando “una rana que alguna vez fue pacífica” como un símbolo de odio. En el comunicado añadió que “la verdadera naturaleza de Pepe, como aparecía en mis cómics ‘Boys Club’, celebra la paz, la unión y la diversión. Busco rescatar a la rana de las fuerzas del odio y les pido que me ayuden a hacer millones de nuevos y alegres memes de Pepe que compartan el espíritu liviano del original campeón del relajo”.
Oren Segal, director del Centro de Extremismo de la Liga Antidifamación, dijo en una entrevista el viernes que la Liga sabía que al añadir a Pepe a su lista de símbolos de odio podría causar que aquellos que lo usan de forma inapropiada aumentaran su flujo. Reusar a Pepe incentivando a otros a compartir imágenes positivas es “terreno un poco desconocido para nosotros”, declaró.

La base de datos del grupo de más de 150 símbolos de odio incluye a otros que empezado con una connotación neutral y luego fueron adoptados para mensajes negativos. Esta es la primera vez que se intenta “rescatar” a una imagen así. El grupo probablemente medirá cuántas publicaciones positivas con Pepe hay antes de considerar si lo saca de la base de datos, indicó Segal. “Vamos a ver cómo resulta esto”, agregó. “Esperamos salvar a Pepe”.

Emol.com