Este robot japonés suda para enfriar sus motores

Unos investigadores de la Universidad de Tokio han desarrollado un nuevo robot humanoide con una particular habilidad: tiene brazos flexibles, músculos potenciados por múltiples motores y una resistencia inusitada.
Sin embargo, el pobre Kengoro, que es como se llama el robot, genera un montón de calor cuando se mueve o hace ejercicio, motivo por el cual sus creadores le han dotado de un líquido refrigerante para empapar sus piezas. En otras palabras, este robot suda cuando hace ejercicio.Es una alternativa bastante efectiva a instalar ventiladores o disipadores y que ya se hace con algunos ordenadores o servidores.

Kengoro cuenta con más de 108 motores y agua que circula por su esqueleto y, según sus creadores, esta solución lo refrigera tres veces mejor.Así es como consigue hacer fondos durante 11 minutos sin sobrecalentarse, hasta el punto de aguantar con solo una taza de agua desmineralizada.

El modelo actual de Kengoro mide 1,65 metros y pesa 55 kilogramos, cifras bastante bajas para tratarse de un robot completo y que han conseguido al cortar aluminio con láser para construir husos porosos que absorben el agua con facilidad para mojar los motores y no el suelo cuando suda.Aunque por lo general es Boston Dinamicsquien más sorprende con sus robots, Kengoro demuestra que hay otras alternativas tan ingeniosas como inquietantes en el mundo de la robótica.

EL MUNDO