Apple no tiene interés en la realidad virtual, pero sí en la aumentada

Tim Cook, CEO de Apple, está de visita oficial en Japón. Allí se ha reunido con Nintendo, posiblemente para cerrar nuevos acuerdos sobre videojuegos; ha saludado al Primer Ministro Shinzo Abe; y también ha hablado un poco mal sobre la realidad virtual, la tecnología más de moda.En una entrevista con Buzfeed News Japón, Cook asegura que “no ha sustituto para el contacto humano” en referencia a las posibilidades de la realidad virtual, añadiendo que “Y por eso buscamos que la tecnología lo potencie”. Aunque reconoce que “hay algunas aplicaciones interesantes”, el CEO de Apple no cree que sea “una tecnología tan amplia como la realidad aumentada”, aunque “llevará un tiempo hacerla bien, pero creo que tiene profundidad.”Apple y Microsoft, amigas de la realidad aumentadaNo es la primera vez que Apple se muestra reticente sobre la realidad virtual, algo que comparte con su tradicional enemiga, Microsoft. La apuesta por la realidad aumentada de Microsoft se ha visto plasmada en HoloLens, un casco que será compatible con Windows y, posiblemente, con las videoconsolas de la empresa.Apple todavía tiene que mover ficha en este campo, pero se ha estado preparando para ello durante los últimos años. Desde 2013, han adquirido empresas como PrimeSense, que desarrollaron el dispositivo de reconocimiento corporal Kinect, de Microsoft; Metaio, una firma alemana especializada en realidad aumentada; Faceshift, una ‘startup’ centrada en captura de movimiento en realidad virtual que trabajó en ‘Star Wars’; y también ha contratado a Zeyu Li, una de las principales figuras de Magic Leap, otra empresa que ha trabajado con la realidad aumentada, aunque también con la realidad virtual.El éxito de Pokémon Go ha demostrado que la realidad aumentada puede triunfar a lo grande, hasta el punto de que muchos auguran que este tipo de tecnología va a implantarse en más ámbitos del mundo de la tecnología antes de que lo haga la realidad virtual. Apple y Microsoft son dos de las empresas más notables en apostar por la realidad aumentada, si bien no son las únicas. En contraste con los grandes nombres que han apostado por la realidad virtual, parecen quedarse algo pequeñas: Facebook, Google, Samsung y HTC son cuatro de las compañías que con más fuerza han apostado por este otro formato.

EL MUNDO