Expertos plantean que Guayaquil sea una ciudad inclusiva y pensada desde sus ciudadanos

Jairala: Hay que repensar la ciudad que queremos dejarle a nuestros hijos

El Foro Cómo se construyen las nuevas ciudades, capítulo Guayaquil, terminó la noche de este martes 5 de junio de 2018 con la recomendación de convertir al Puerto Principal en una ciudad incluyente e inclusiva, y cuyo futuro sea pensado desde sus ciudadanos.

El foro organizado por la Prefectura del Guayas se desarrolló en la facultad de Arquitectura de la Universidad de Guayaquil. Fue un evento académico al más alto nivel, que contó entre sus expositores al prefecto Jimmy Jairala. A él se sumaron John Dunn, profesor de teoría urbana en la Universidad San Francisco de Quito; Yoya Gutiérrez, gestora cultural y activista pro-feminista; Miguel Ángel Falconí, colaborador en colectivo Escribe Arquitectura; Andrés Santos, presidente de la FEUE Nacional; José Alonso Cornejo, director social nacional de la Fundación Techo de Chile; y, Moisés Ávila, sociólogo y líder estudiantil.

El foro Cómo se construyen las nuevas ciudades, capítulo Guayaquil, lo organizó la Prefectura del Guayas y sirvió como un aporte para repensar la ciudad.

El foro se desarrolló ante la presencia de estudiantes de diferentes universidades. También concurrieron la viceprefecta Mónica Becerra y el rector de la Universidad de Guayaquil, Galo Salcedo, entre otros.

Jairala habló acerca de la ciudad de la exclusión en la que se ha convertido Guayaquil, donde hay sectores como el bulevar 9 de Octubre, en el centro; la av. Víctor Emilio Estrada, en Urdesa; o el Barrio del Centenario, que están muriendo. “Esta no es la ciudad que yo quiero para mis hijos y esta no es la visión del Guayaquil que deseamos muchos, porque si fuera verdad todo lo que durante 26 años nos han dicho, apareceríamos en algún índice internacional”.

Al término del foro, a cada exponente se le obsequió un árbol nativo del Guayas, como símbolo del compromiso de la Prefectura por reforestar la provincia.

Pero Guayaquil no supera a ninguna ciudad en diferentes mediciones mundiales. Entonces, sugirió que “a esta ciudad hay que repensarla”. A partir de esa frase esbozó líneas de un plan municipal que deberá emprender el próximo alcalde: la dotación de servicios básicos para zonas marginales; aplazar la construcción de un nuevo aeropuerto, pues el actual aún tiene vigencia; combatir el consumo de drogas; la recuperación de los espacios públicas; la eliminación de las rejas en los parques; la redefinición del papel de la Policía Metropolitana; la actualización de las ordenanzas municipales para que promuevan el crecimiento de la ciudad.

“Hay que reemplazar las rejas por vida en los parques y darle alegría a los espacios públicos; y eso se hace pasando la página de estos años que ya cumplieron su ciclo, porque ese ciclo termina cuando vemos que la ciudad perdió su identidad”.

Dunn, a su turno, reflexionó que una ciudad debe ser usada como una herramienta y no como un arma. En el caso de la urbe huancavilca identificó como problemas la inequidad y el desequilibrio. Mientras que Falconí planteó que hace falta una visión más humana de la arquitectura y de la forma de concebir la metrópoli. “Se puede crear una ciudad, pero depende de la sociedad aprender a indignarse y reclamar una mejor”.

El prefecto Jairala junto con algunos estudiantes al término del foro.

Los problemas sociales también fueron analizados en el foro. Gutiérrez, por ejemplo, advirtió que para que Guayaquil sea más justa debe haber una red de apoyo de seguridad, más allá de lo legal y moral. Santos pidió una mayor participación efectiva, dinámica y propositiva de la juventud, partiendo del hecho de que el 60% de la población (hasta 30 años) es joven. “La ciudad debe estar a la altura de lo que la gente quiere y que el municipio incluya a sus ciudadanos”.

Ávila, en cambio, reconoció las vulnerabilidades de la ciudad puerto, que debe ser más humana. Se basó en la tesis que elaboró en la Sergio Toral, para explicar que hay gente que es vulnerable por no contar con servicios básicos ni servicio de salud o tener bajos niveles de escolaridad.

Finalmente, Cornejo se basó en cifras globales para explicar que América Latina y África son las regiones más desiguales del planeta. Y que en el caso de nuestra región el 80% de la población vive en ciudades, lo que la convierte en la más urbanizada y al mismo tiempo en la más irregular. Por ello, advirtió que se debe pensar en la localidad que se quiere. “No estamos construyendo ciudades inclusivas. Pensemos desde lo comunitario, lo colectivo y desde la gente”.

Fuente: Gobierno Provincial del Guayas

ra