Nueva York es el lienzo de pintora Sandra Fabara

Sandra Fabara actualmente se dedica a la pintura ‘legal’ y al muralismo; pero hace más 30 años su arte no se quedaba en cuadros de medidas establecidas, sino en grandes paredes de cemento y bloques, por lo que llegó a ser considerada la ‘reina’ del arte callejero.

Bajo el seudónimo de Lady Pink, la ecuatoriana, originaria de Puyo, ‘colonizaba’ las fachadas de edificios abandonados de Nueva York, en Estados Unidos, cuando el grafiti era considerado riesgoso y oscuro.

Fabara afirma, en una entrevista para BBC Mundo, que su amor al arte se inició en 1979, cuando su novio de ese entonces fue arrestado por realizar estas actividades y deportado, ya que era de Puerto Rico.

“Sus amigos me pusieron bajo sus alas y me enseñaron el estilo” del grafiti, relata la artista al medio británico.

Con obras con temas relativos a las mujeres, esta pintora de 53 años, quien en su adolescencia prefería ir a eventos con Andy Warhol antes que a la escuela, por lo que tuvo que realizar exámenes especiales para poder graduarse, inclusive llevó su arte a la gran pantalla, en la película de 1983 Wild Style, en la que, en un rol importante, se describía, entre realidad y ficción, la vida de estos artistas de la calle y sus problemas.

Pero dos años después, en 1985, la adrenalina de actuar por las noches y escapar de la Policía, para lo cual, asegura Fabara en la misma entrevista a BBC, “tenías que sentirte un poco como un criminal, para querer quebrar la ley”, acabó.

Luego de ver que los grafitis eran cada vez destruidos más rápidamente y que las leyes de control por parte de la Policía se endurecían, Lady Pink decidió que seguirse arriesgando siendo ya conocida en el mundo del arte neoyorquino era algo que no tenía sentido.

Hoy, casi 33 años después de haber dejado lo ‘ilegal’, la ecuatoriana cuenta con una compañía de murales, en la cual sigue pintando, aunque ahora junto con su esposo y con una paga por el trabajo realizado.

Además, sus obras, las cuales siguen tocando temas sociales como la lucha de género, han llegado a grandes lugares de arte como el Museo Metropolitano de Nueva York, el Brooklyn Museum y el Groninger Museum, uno de los más importantes de Europa.

Lady Pink
Más datos

Demanda
A inicios de 2017, Fabara junto con otros 20 artistas callejeros presentaron una demanda por la demolición del edificio conocido como 5Pointz, en el cual ellos habían realizado grafitis en los años 90, alegando que los trabajos eran un aporte a la cultura de la ciudad. En febrero de este año, la justicia falló a favor de los grafiteros, otorgándoles una indemnización total de $ 6,7 millones.

Fuente: El Universo

ra