BioByte, proyecto de la UTE, se lleva el 2do lugar en concurso de History Channel

Por segundo año consecutivo, Ecuador está en el podio ganador del concurso internacional de History Channel, ‘Una Idea para cambiar la Historia’. En esta edición, los estudiantes de Ingeniería Mecatrónica de la UTE obtuvieron el 2do lugar con su proyecto BioByte. Un prototipo que permite la aplicación de fármacos a través de la piel mediante vibraciones ultrasónicas inofensivas, sin necesidad de recurrir a jeringuillas u otros instrumentos.

“Estoy muy emocionado por estar aquí, no tengo palabras. Quiero agradecer a todas las personas que fueron parte de este proceso: mi familia, mis amigos y la Universidad”, expresó emocionado Fidel Mena, representante del proyecto durante el acto de premiación este 6 de diciembre en México.

Mientras tanto en Ecuador, el resto del equipo conformado por Fernando Arias, Bryan Plazarte y Esteban Viteri, junto con amigos y familiares miraban ansiosos la transmisión en vivo. Una vez anunciado el nombre de BioByte, la celebración irrumpió con abrazos, regocijo y una que otra lágrima de felicidad.

Mena viajó a México para la ceremonia de premiación junto con los otros cuatro finalistas que fueron seleccionados entre 17.000 aplicaciones de toda Latinoamérica. Durante la fase de semifinales, los 10 mejores proyectos recibieron votos del público para escoger a los cinco finalistas. BioByte quedó en segundo lugar con 36.000 votos, obteniendo así el cupo para la final.

En esta última fase, los ganadores fueron seleccionados por un jurado internacional en base a cuatro criterios: impacto social directo, replicabilidad o manejo de la idea, originalidad y creatividad, e innovación. El primer lugar recibió USD 60.000, segundo lugar USD 40.000, tercer lugar USD 20.000, cuarto y quinto lugar un monto de USD 10.000.

“Con este capital seguiremos invirtiendo en el proyecto para así mejorar el prototipo y continuar con la fase de investigación médica en laboratorio”, comentó Arias. Por su parte, la UTE les brindará el apoyo con investigadores y el uso de los laboratorios médicos de la Facultad de Ciencias de la Salud ‘Eugenio Espejo’.

El primer lugar se lo llevó el proyecto peruano Yawa, una turbina eólica generadora de agua potable.

Fuente: UTE

ra