Hallada muerta Mara Castilla, la joven desaparecida tras abordar un coche de Cabify

El gobernador de Puebla, Antonio Gali, ha confirmado la muerte de Mara Fernanda Castilla, la estudiante de 19 años que estaba desaparecida desde que abordó el 8 de septiembre un coche de la empresa Cabify en Cholula. El presunto responsable, el conductor del coche que debería haberla llevado a casa, está detenido desde el miércoles.

Castilla salió de fiesta la noche del jueves pasado. Pasadas las cinco de la mañana, la joven pidió un coche de Cabify para volver a casa. El taxi privado completó el trayecto de 20 minutos entre el bar The Bronx y su casa. Pero al llegar al destino, la estudiante de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) nunca bajó de la unidad, que permaneció media hora en el fraccionamiento donde vive. Nadie la ha visto con vida desde entonces.

El viaje concluyó a las 5.47, de acuerdo con el registro de la empresa. Un vídeo de las cámaras de seguridad captó el momento en el que el coche, un Chevrolet Sonic, entró y salió del sitio, y que Mara Fernanda no descendió ante su casa. Ricardo “N” (las autoridades han omitido el apellido), el chófer, dijo que ella le pidió bajar unos metros antes, tras declarar de forma voluntaria ante el Ministerio Público la noche del sábado. La familia ha dicho que el testimonio fue confuso, que no han recibido una petición de rescate y que una llamada anónima aseguró que ella estaba bien, sin dar más detalles. El conductor, el último en ver a Mara Castilla, ha sido detenido este miércoles por el delito de privación ilegal de la libertad, de acuerdo con la Fiscalía de Puebla.

El chofer habría actuado en complicidad con dos personas, según informaciones de Radio Fórmula.

Karen Castilla fue la última en hablar con ella. Su hermana menor avisó de que tomaría un taxi para volver a la casa que comparten. Las hermanas dejaron Xalapa, la capital del vecino Estado de Veracruz, para buscar mejores opciones académicas. Karen contactó a Cabify para hablar con el chófer, quien aseguró que la había dejado en el destino.

Fuente: El País.