Muere a los 88 años Edith Windsor, la mujer que ayudó a legalizar el matrimonio igualitario en EEUU

Fue la demandante principal del caso contra la Corte Suprema en 2013 que declaró inconstitucional la ley federal que definía que el matrimonio solo podía ser entre un hombre y una mujer. Su victoria allanó el camino para que las parejas del mismo sexo pudieran casarse en todo el país.

Edith Windsor, cuyo nombre se convirtió en sinónimo de la lucha por la igualdad de la comunidad LGBT en EEUU, falleció este martes a los 88 años. La noticia fue anunciada por su esposa Judith Kasen-Windsor, y su abogada Roberta Kaplan. Hasta ahora se desconoce la causa de muerte.

La decisión de la Corte Suprema en el caso Estados Unidos vs. Windsor en 2013, que derogó la ley de defensa del matrimonio (DOMA), fue promulgada en 1996 y establecía que el matrimonio solo podía ser entre un hombre y una mujer. Su victoria sentó las bases para que la sentencia de la corte que legalizó el matrimonio entre personas del mismo sexo dos años después.

Edith Windsor, cuyo nombre se convirtió en sinónimo de la lucha por la igualdad de la comunidad LGBT en EEUU, falleció este martes a los 88 años. La noticia fue anunciada por su esposa Judith Kasen-Windsor, y su abogada Roberta Kaplan. Hasta ahora se desconoce la causa de muerte.

La decisión de la Corte Suprema en el caso Estados Unidos vs. Windsor en 2013, que derogó la ley de defensa del matrimonio (DOMA), fue promulgada en 1996 y establecía que el matrimonio solo podía ser entre un hombre y una mujer. Su victoria sentó las bases para que la sentencia de la corte que legalizó el matrimonio entre personas del mismo sexo dos años después.


Edith Windsor a la salida de la Corte Suprema después de presentar sus argumentos en marzo de 2013. Jonathan Ernst / Reuters

El caso que convirtió a Windsor en una figura venerada por el movimiento moderno de los derechos de las lesbianas y gays se originó originalmente de una disputa de impuestos. Windsor, una exconsultora de IBM conocida como “Edie” conoció a la psicóloga Thea Spyer en un restaurante de Nueva York en la década de los 60. Estuvieron comprometidas por cuatro décadas y consiguieron casarse finalmente en Canadá en 2007.

Spyer murió en 2009. Bajo DOMA, los matrimonios del mismo sexo no eran reconocidos federalmente, lo que privaba a Windsor de una exención de impuestos sobre la propiedad otorgada a los cónyuges heterosexuales sobrevivientes.

La decisión de Windsor en la Corte Suprema se aplicó a los matrimonios entre parejas del mismo sexo sólo en los 13 estados que los se permitía en ese momento. En los meses siguientes, el razonamiento central del caso fue citado por los tribunales de varios estados que consideraron ilegales las prohibiciones de matrimonios gay.

En 2015, la Corte Suprema declaró que el matrimonio entre personas del mismo sexo estaba protegido por la Constitución.

“Es un accidente de la historia lo que me puso aquí”, dijo Windsor después de ganar su caso. “Si Thea hubiera sido Theo,” todo habría sido diferente”.

Fuente: Univisión

ra