Relación entre violencia a la mujer y hacia los animales se analizó en conversatorio

La Oficina para los Estudios de la Relación entre Animales y Humanos (ERAH), junto al Centro Ecuatoriano para la Promoción y Acción de la Mujer (CEPAM), realizaron el conversatorio ‘Las (R) evoluciones Pendientes’ con la finalidad de promover una sociedad libre de violencia.

Los derechos de la mujer y la protección animal son dos causas con objetivos en común. Así lo demostraron Leonardo Anselmi, director de la Fundación Franz Weber; la asesora externa del CEPAM y militante activa del Movimiento de Mujeres del Ecuador, Irene Pesantes; y, el secretario ejecutivo del Comité Permanente por la Defensa de los Derechos Humanos, documentalista y gestor cultural, Billy Navarrete; durante el conversatorio: Las (R) evoluciones Pendientes, organizado por La Oficina para los Estudios de la Relación entre Animales y Humanos (ERAH), de la Prefectura del Guayas.


La jornada contó con la asistencia masiva de jóvenes universitarios.

La jornada, que contó con la asistencia masiva de jóvenes universitarios, se llevó a cabo este 9 de agosto en el auditorio principal del Centro Cívico de Guayaquil e inició con la intervención de Nathaly Toledo, directora de Bienestar Animal y Gestión Social de la Corporación Provincial, quien reconoció que aún queda mucho por hacer para erradicar la violencia, en cualquiera de sus manifestaciones, hacia las mujeres y también a los animales.


Nathaly Toledo, directora de Bienestar Animal y Gestión Social reconoció que aún queda mucho por hacer para erradicar la violencia, en cualquiera de sus manifestaciones.

Por su parte, Lita Martínez, directora del Centro Ecuatoriano para la Promoción y Acción de la Mujer (CEPAM), basó su intervención en cifras que revelan la importancia de esta actividad. “En lo que va del año, 103 mujeres han sido víctimas de femicidio en nuestro país. Cada 50 horas una mujer es asesinada violentamente en el Ecuador… Los animales domésticos se han convertido en un medio para controlar a las parejas, lastimarlas, dominarlas, castigarlas, advertirlas, minimizarlas… No podemos ser ni oprimidas ni opresoras”.


Lita Martínez, directora del CEPAM, basó su intervención en cifras que revelan la importancia de esta actividad.

Acto seguido, Anselmi indicó que, sin importar quien sea la víctima, la sociedad no puede permanecer indiferente a las formas de violencia. “Los conflictos de violencia se generan a partir de la diferencia, de la desigualdad… no podemos ver a los animalitos como especies. ¿Imagínense que nos vieran a nosotros como especies?”


“No podemos ver a los animalitos como especies. ¿Imagínense que nos vieran a nosotros como especies?”, reflexionó Anselmi.

Otra de las consideraciones de los especialistas fue la necesidad de una sociedad más equitativa, más igualitaria y considerada con los más vulnerables. “Estamos en un sistema donde la diferencia y la diversidad se vuelve fuente de desigualdad… Necesitamos plantearnos objetivos comunes para que podamos hacer de este mundo, un lugar plenamente civilizado”, reflexionó Pesantes.


“Estamos en un sistema donde la diferencia y la diversidad se vuelve fuente de desigualdad”, dijo Pesantes.

Aunque en Ecuador no existen cifras de investigaciones que vinculen la violencia entre humanos con la violencia hacia animales, no es desatinado afirmar que un historial de maltrato a animales domésticos es uno de los indicadores más significativos de quién está en riesgo de convertirse en maltratador de mujeres. Las cifras lo demuestran, el 48% de los violadores y el 30% de los pederastas han cometido maltrato animal en su infancia o adolescencia.

Se espera que estas y otras cifras sean contrastadas en el primer estudio a nivel regional para identificar el vínculo de la violencia intrafamiliar con la violencia hacia los animales, que estará a cargo de ERAH y CEPAM.


El conversatorio ‘Las (R) evoluciones Pendientes’ se realizó con la finalidad de promover una sociedad libre de violencia.

Fuente: Gobierno Provincial del Guayas

ra