La historia detrás del clásico musical “Viejo, mi querido viejo”

Se llama Piero De Benedictis pero es más conocido por una sola frase: “Viejo, mi querido viejo”. Una de las canciones más conocidas y dedicadas en el marco de la celebración del Día del Padre guarda una historia de reconciliación y amor, según comentó el mismo Piero durante una entrevista concedida ayer, como parte de su visita a Nueva York, donde dará una serie de conciertos en los próximos días.

“Fue hace varios días que el papa Francisco se me acercó y me dijo: ‘Piero, esa canción sirvió para que me reconciliara con mi padre. Eso nunca te lo voy a terminar de agradecer’. Que te digan eso te impacta”, aseguró Piero en una entrevista para El Diario, periódico de Nueva York.

“La canción no cansa, no pasa de moda. Desde que el papa me dijo eso entendí que servía para que te volvieras amigo de tu padre”, aseguró el cantautor, cuya canción tiene ya más de 40 años de vida y que sigue siendo un ícono para la celebración hacia los padres de familia.

Pierio confirmó que su gira abarca países de América Latina y Europa, así como también dijo que piensa siempre en un nuevo material que hable sobre unidad y amor. “La idea es que la gente se una a través de la música, que superemos casos como los de Venezuela y otros países que necesiten amor y unidad”, aseguró.

Piero De Benedictis, nacido en Galípoli, Italia, llegó a los 3 años a Argentina junto a su familia. Fue nacionalizado como argentino y también cuenta con nacionalidad colombiana. Es cantautor de rock, trova y música de protesta.

En su adolescencia, se mudó a Viedma (provincia de Río Negro) donde inició su educación como seminarista, la cual abandonó a los 18 años, pero fue ahí donde desarrolló su sensibilidad social, que lo ha hecho dedicar parte de su vida a labores sociales.

Fuente: El Nuevo Día

ra