Solo el 9% de los traductores viven en exclusiva de su trabajo

Los ingresos de los traductores “rozan la precariedad” y solo el 9% de ellos viven en exclusiva de su trabajo, según datos del Libro Blanco de los Derechos de Autor de las traducciones en el ámbito digital, presentado este viernes.

Así lo ha contado  el presidente de la Asociación Colegial de Escritores de España (ACE), Carlos Fontea, durante la presentación en la Biblioteca Nacional de España de este documento, elaborado por la asociación que dirige en colaboración con el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.
Compuesta por una serie de artículos redactados por reconocidas personalidades ligadas al mundo editorial, la obra ofrece también un estudio con estadísticas que acercan al público la realidad del sector de la traducción en España.

En este sentido, Fontea ha explicado otros datos como el hecho de en los libros digitales el 60% de los traductores cobra un 2% de derechos digitales y el 18,7 % “percibe una remuneración separada” de estos derechos por obras digitales.

“La red se ha convertido en una jungla”, ha añadido el director de la ACE, quien también ha pedido que se les remunere de una “manera justa”.
Por su parte, el secretario de Estado de Cultura, Fernando Benzo, ha manifestado que la presentación de este Libro Blanco es “pretexto” también para “rendir tributo a los traductores”.

“El traductor lo que hace es crear a partir de la creación del autor sin traicionar el original, o más bien, traicionando de la mejor manera posible para que la obra adquiera una textura propia que nos permita entender y disfrutar de ese original”, ha dicho.

Para el secretario de Estado, hay “mucho que avanzar” en cuanto a los derechos de los traductores en el entorno digital, y ha calificado de “meridianamente claras” las conclusiones de este extenso estudio.

“Tenemos una generación de excelentes traductores, de los que sin embargo una mayoría se ve obligada a compaginar esta labor con otros trabajos, con el perjuicio que esto ocasiona para la profesión”, ha puntualizado sobre la realidad de este colectivo en el que, como dice este informe, sólo el 9,4 % vive solo de traducir libros, “el perfil minoritario” de la profesión.

Pero también ha destacado la labor, y de lo “mucho que tienen que aportar” los traductores en un “mundo en el que cada vez se habla de más muros y barreras”.

“Se habla mucho del concepto de la bibliodiversidad. En España somos muy afortunados porque nuestro sector del libro goza de una extraordinaria diversidad. Uno de los rasgos de esta variedad radica en una elevada oferta de textos escritos originariamente en otras lenguas”, ha explicado.

En este sentido, Benzo ha informado que en 2015 en España las obras traducidas constituyeron un 16,2% del total de la producción literaria, así como que en nuestro país se traducen libros en más de 50 lenguas extranjeras, y un “buen número” en lenguas cooficiales.
“De esta forma -ha añadido- la traducción contribuye al intercambio cultural de nuestro país, nos acerca unos a otros, despliega nuestra sensibilidad, nuestro conocimiento del otro y tiene un valor incalculable en este mundo de barreras”. /RTVE.es