Louboutina, la perra que abraza a desconocidos en Nueva York y sorprende en las redes sociales

Los abrazos inesperados de esta golden retriever en medio de Manhattan han convertido al animal en una estrella con más de 63 mil seguidores en Instagram.

La perra Louboutina es una perra de raza golden retriever de cinco años que vive en Nueva York y a la que le encanta abrazar a la gente que conoce en medio de la calle.

Esta adorable costumbre muy pronto ha llamado la atención de la gente que comenzó a seguirla en las redes sociales, donde su dueño sube las fotos del animal abrazando a las personas.


“A veces me está abrazando y puedo oír la cámara desde atrás y hay mucha gente tomando fotos”, dijo Fernández-Chávez.

La mascota mostró su lado cariñoso por primera vez con su dueño, César Fernández Chávez, mientras daban un paseo. “Dependiendo de dónde esté colocado yo, se agarra con firmeza. Tengo que asegurarme de que mantenga bien el equilibrio”, explicó Fernández, quien asegura que el animal no tardó en empezar a rodear con sus patas a todos aquellos que se encontraba cuando salía de paseo por Manhattan.


Louboutina abrazada a su dueño César Fernández Chávez

“Soy un hugger (abrazador)”, dijo Fernández-Chávez, originario de Lima, en Perú, quien administra servicios de interpretación y lenguaje en el hospital Mount Sinai Beth Israel. “Cuando era pequeña, la abrazaba como a una persona, me arrodillaba en el suelo y la abrazaba y ella me ponía las patas en los hombros”, relató.


Ante la disponibilidad de la mascota para las caricias todos deciden abrazarla y dejar constancia en una instantánea

“Cuando se sienta al lado de alguien, le digo a la persona en cuestión: ‘Es muy probable que te vayas a llevar un abrazo'”, comentó el dueño de la perra. El hombre, además, empezó a compartir las fotos de los abrazos de su perra en Instagram, donde Louboutina ya tiene más de 63.000 seguidores.


Louboutina ofrece abrazos y agarres de manos sin distinción a todos los que se paran a su lado

La perra le llegó a Fernández como regalo de un amigo que tenía especial inclinación por los zapatos icónicos de suela roja de Christian Louboutin: por eso, como una forma de agradecimiento para su amigo, el nuevo dueño la bautizó con ese insólito nombre, Louboutina.

Fuente: Infobae

ra