Diversidad gastronómica en feria Ecuador Mil Sabores

Jenniffer y su familia fueron los primeros en llegar ayer a la feria gastronómica Ecuador Mil Sabores, que se desarrolló en la explanada del Centro Cívico, por el lado de la avenida Quito, en el sur de la ciudad.

Cerca de las 10:30, los comensales empezaron a llenar el sitio atraídos por platillos típicos como llapingachos, bollos, encebollado, guatita, fritada, carne de cerdo ahumada y otras delicias de la cocina criolla.

“Vimos que era una buena opción para venir a pasear, y aquí estamos recorriendo”, comentó la mujer que estuvo en la feria con su esposo, Rolando Quijije, y sus dos hijas.

Las menores se maravillaron con una llama que un fotógrafo exhibió en la feria para atraer clientes: niños y adultos.

Ecuador Mil Sabores fue un evento que se desarrolló desde el sábado con el aval de entidades como el Ministerio de Turismo, en el marco de los festejos octubrinos por los 196 años de independencia de la urbe.

En más de medio centenar de estands el evento reunió a los exponentes de comida criolla nacional e internacional.

El colombiano Rubén Darío Cedano promocionó su parrillada con carne de res y cerdo ahumada a la llanera.

Ese platillo cocinado con leña se acompañó con papa, yuca y chorizo a un costo de siete dólares.

“La carne de chancho es rica como sea que uno la consuma, y más si tiene un toque de la ricura colombiana”, bromeó Cedano, quien prevé en noviembre próximo poner un local de comida en el Puerto Principal.

Manuel Duche, dueño del restaurante Los Maderos, de Cuenca, ofreció chancho a la barbosa, cocido con leña en hornos artesanales, que trasladó hasta el lugar de la feria.

Las bebidas también tuvieron su espacio. Las dueñas del negocio Delicias de mi tierra, ubicado en Coronel y Capitán Nájera, prepararon jugo de caña de azúcar y chicha, en un trapiche móvil artesanal.

Artesanías, zapatos y dulces como manjar y membrillo también formaron parte de la oferta de la feria que culminó ayer en la tarde.

Fuente: El Universo

ra