Manuscritos de Olmedo fueron llevados a libro

Tras varios años de anotar, revisar y hacer correcciones, el abogado Jorge Pino Vernaza presentó su libro Olmedo, Guayaquil y su aurora gloriosa.

“Yo no he hecho otra cosa que ser uno de los custodios de ciertos papeles que dejó manuscritos Olmedo y los tenía mi padre, quien los entregó a mi hermano y luego yo se los di a gente que puede escribir”, comenta.

El jurista cuenta que su padre fue criado hasta los seis años por la nuera de José Joaquín de Olmedo, quien era su tía abuela. Indica que tras la muerte del esposo de su tía ella se quedó sola y ahí es cuando su abuelo la llevó a vivir con su familia.

“Empecé a mirar y leer y decidí que algo tenía que escribir, recogiendo lo que otros habían escrito, fundamentalmente mi abuelo, entonces el mérito no es mío, el mérito es que simplemente he sido custodio”.

Pino agrega que por el lado de Olmedo son parientes.

El autor de la obra señala que trató de resaltar los principales fundamentos de Olmedo, de su tesis libertadora e independentista, procolonial, federalista de su provincia libre de Guayaquil con intención de que sus ideales estén en la mente hispana.

Finalmente, Pino indica que a José Joaquín de Olmedo se lo debe reconocer como el intelectual y gestor político, poeta, republicano, precursor, promotor de las independencias de América, de Guayaquil y su provincia libre, así como del Ecuador.

La obra está disponible en el Municipio de Guayaquil y que se imprimieron más de 500 ejemplares.

Fuente: El Universo

ra