Voces internacionales y locales recorrerán el Ecuador con festival

Byron Sotomayor, director musical especializado en Rusia, decidió crear un festival que reúna voces de todo el mundo. En septiembre del 2008 pudo ver concretada esta idea en la primera edición del Festival Internacional de Artes Musicales Académicas (Fiama), que este sábado inicia su octava edición en Ecuador.

Sotomayor asegura que, dentro del marco de Fiama, se brindarán conciertos de gala gratuitos en diferentes ciudades del país como Riobamba, Santa Elena, Manglaralto, Guaranda y Guayaquil.

La inauguración será en el museo de la Música Popular Julio Jaramillo a las 15:00, donde se presentarán músicos internacionales, entre ellos, el argentino Federico Calleja y la alemana Alma Hoefler con su violín.

Otro escenario en el Puerto Principal será el museo Nahim Isaías, los días 18, 19 y 20 de octubre, a las 19:30, en el que participarán los cantantes guayaquileños Ruth Díaz, Roy Espinoza y Andrés Córdova, respectivamente.

También se desarrollarán talleres de interpretación dirigidos a estudiantes y profesionales del canto.

“El objetivo de este festival es darle a conocer a los artistas extranjeros el arte que hay en Ecuador y, a su vez, puedan deleitarse con su belleza turística”, expresa Sotomayor, que también es dirigente del grupo coral de la Escuela Superior Politécnica del Litoral (Espol).

La agrupación interviene como anfitriona del festival, además, cuenta el director, prepara un espectáculo especial de música clásica.

voces-internacionales1

Martha Navas, una de las mesosoprano del coro de la Espol, menciona que esta es una oportunidad para difundir los diferentes tipos de música. “Hay cantantes de toda clase de ritmos, la gente podrá ver conciertos variados de jazz, lírica, blues (…), de esta manera se va educando a las personas para que conozcan”, asegura Navas.

Aunque es un festival de artes musicales académicas, algunos músicos se desarrollan como profesionales. Este año también vienen interpretes de México, Ucrania, Chile y Rusia.

“La música es un don divino para el cantante y un antibiótico para el alma del que la escucha”, refiere Sotomayor e invita a las ciudadanía a asistir al festival.

Fuente: El Universo

ra