Despiden a músico gay por postura ‘indecisa’ del Papa

RHODE ISLAND, Estados Unidos.- El estira y afloja ideológico sobre el despido de un director musical de la iglesia en Rhode, por casarse con su compañero, ilustra la confusión que permea la Iglesia católica sobre las palabras del papa Francisco sobre homosexualidad.

La famosa declaración que hizo el papa Francisco: “¿Quién soy yo para juzgar?” en 2013, despertó la esperanza entre católicos que habían demandado que la iglesia aceptara a gays y lesbianas. Algunos homosexuales católicos y sus partidarios quienes esperaban una pronta aceptación se encuentran obstaculizados por muchos obispos y curas.

Francisco está siendo mencionado tanto por el director musical, Michael Templeton, como por el obispo de Providence Thomas Tobin, conocido por su línea conservadora en las creencias de la iglesia sobre matrimonio y aborto. Tobin criticó a Francisco, escribiendo luego de la cumbre papal, sobre la familia hace dos años que “a Francisco le gusta crear confusión. Misión cumplida”.

d53e4122cb690933a70f6a706700b709
Foto AP: Michael Templeton de 38 años, argumentó ser despedido de su puesto como director musical en una iglesia de Providence, Rhode Island, tras casarse con su compañero.

El papa ratificó las enseñanzas católicas sobre homosexualidad, reiterando la oposición de la iglesia a las relaciones del mismo sexo, pero su cambio de tono y sus comentarios generales sobre misericordia dejaron un rastro que equivale a una prueba de Rorschach abierta a la interpretación, dicen quienes siguen de cerca a Francisco.

“El papa Francisco no dijo ‘esto es lo que haces en una parroquia en la que tienes un director de música que se casó con su compañero del mismo sexo”’, dijo el reverendo James T. Bretzke, profesor de teología moral en el Boston College. “El papa Francisco está articulando principios generales: perdón y misericordia y no juicios duros, pero se ha mostrado muy renuente a decir cómo se manejan casos como ese”.

Eso significa que la suerte de un católico gay depende de su diócesis o de sacerdotes individuales.

Templeton, de 38 años, dijo que lo llamaron este mes y lo despidieron del empleo que tuvo durante cinco años en la Iglesia de St. Mary. El cura, que fue nombrado en julio, le dijo que alguien le había enviado un artículo de la prensa de 2015 que incluía detalles sobre la boda de Templeton. Un representante de la diócesis de Providence también participó.

Al final de la reunión, decepcionado y herido, Templeton citó a Francisco.

Esto parece realmente incoherente con las enseñanzas del papa Francisco”, expresó Templeton.

El despido causó indignación en la parroquia. Otro empleado renunció a los pocos minutos, varios líderes laicos también renunciaron y decenas de feligreses se han ido, unos 20 o 30 de ellos eran gays.

Fuente: Excélsior

ra