Comer en la noche no es tan buena idea

Comer todas las comidas antes de las 3:00 p. m. disminuye la presión sanguínea, mejora el control del azúcar en sangre e incluso puede hace sentir menos antojos de ingerir bocadillos y chucherías a lo largo del día.

“Sabemos que el ayuno intermitente mejora el metabolismo y la salud. Sin embargo, no sabíamos si estos efectos se deben simplemente a que las personas comieron menos y perdieron peso”, explicó en un comunicado Courtney Peterson, profesora asistente de Ciencias de la Nutrición del Departamento de Agricultura de la Universidad de Alabama, y líder de la investigación.

Peterson y sus colegas reclutaron a ocho hombres con prediabetes para probar si el regimen normal de comidas frente a un cronograma conocido como “Alimentación Temprana Restringida en el Tiempo” (eTRF) representaba alguna variación.

En el cronograma de eTRF, cada uno de los hombres comenzaba a desayunar entre las 6:30 y 8:30 todas las mañanas, terminaba de comer seis horas más tarde y luego ayunaba durante el resto del día, unas 18 horas. Todos terminaron la cena a más tardar a las 3 p.m. En el horario normal, los hombres repartían sus comidas a lo largo de un período de 12 horas. Los hombres comieron exactamente los mismos alimentos en cada horario, y los investigadores monitorearon cuidadosamente a los hombres para asegurarse de que comieran en los momentos correctos y comieran solo la comida que los investigadores les dieron

Peterson y sus colegas descubrieron que el cronograma TRF “mejoraba la sensibilidad a la insulina, lo que refleja qué tan rápido las células pueden absorber el azúcar en la sangre, y también mejoró la capacidad de sus páncreas para responder al aumento de los niveles de azúcar en la sangre”. Los investigadores también encontraron que “eTRF redujo drásticamente la presión arterial de los hombres, así como sus niveles de estrés oxidativo y sus niveles de apetito en la noche”.

Para Peterson y sus colegas, este trabajo demostró que los beneficios del ayuno intermitente no se deben únicamente a la ingesta menor de alimentos sino que el ayuno intermitente tiene beneficios intrínsecos independientemente de lo que come. Además, muestra que comer temprano en el día puede ser una forma particularmente beneficiosa de ayuno intermitente. Peterson espera que la investigación también genere conciencia sobre el papel del reloj biológico interno del cuerpo, llamado sistema circadiano, en la salud.

“Nuestros datos también indican que nuestro régimen de alimentación tiene que sincronizarse con el ritmo circadiano y nuestro reloj biológico”, dijo en el mismo comunicado de la universidad Eric Ravussin, Ph.D., director del Centro de Investigación de Obesidad de Nutrición en el Centro de Investigación Biomédica de Pennington.

“Si comes tarde en la noche, es malo para tu metabolismo”, dijo Peterson, “nuestros cuerpos están optimizados para hacer ciertas cosas en ciertos momentos del día, y comer en sincronía con nuestros ritmos circadianos parece mejorar nuestra salud de múltiples maneras. Por ejemplo, la capacidad de nuestro cuerpo para mantener el azúcar en la sangre bajo control es mejor por la mañana que por la tarde y la noche, por lo que tiene sentido comer la mayor parte de nuestra comida por la mañana y al principio de la tarde “.

https://www.elespectador.com/noticias/salud/comer-en-la-noche-no-es-tan-buena-idea-articulo-755455