‘Tantor’, el elefante que necesitaba dinero para el dentista, logra su operación

Tantor, el elefante africano que necesitaba una costosa intervención en el colmillo derecho para la que el zoo de Barranquilla hizo una colecta, ha superado con éxito la operación, según ha informado el centro. Un equipo de 30 personas entre veterinarios, biólogos y técnicos han participado en la intervención, que duró menos de tres horas y costó más de 25 millones de pesos colombianos (unos 7.100 euros). Para pagarla, el zoológico lanzó una campaña de crowdfounding, con la que consiguieron recaudar 5,4 millones (unos 1.500 euros) de 81 donantes, y el apoyo financiero, logístico y material de 19 instituciones y empresas.

El colmillo de Tantor se había infectado después de una fractura. La operación, que finalmente se realizó el pasado 11 de noviembre, tenía “ciertos riesgos” por su edad, según los responsables del zoológico. Se estima que Tantor tiene unos 50 años (la esperanza de vida de los elefantes oscila entre los 60 y 70), pero al final respondió bien al tratamiento. No es la primera vez que Tantor se somete a una operación de este tipo. En 2012 tuvo que hacerse una limpieza en el colmillo izquierdo por la misma razón, y fue intervenido por los mismos profesionales que lo han tratado en esta ocasión.

La intervención consistió en sacar del colmillo del elefante todo el material infectado, para luego rellenar ese espacio y evitar que se contaminase. Para ello, tuvieron que dormir completamente al animal, que pesa cuatro toneladas. “Le pusimos anestesia general, con una droga especial que es utilizada para megavertebrados, como rinocerontes, jirafas y otros animales muy grandes”, ha explicado el jefe del Departamento de Veterinaria del zoo, Henrique Guimaraes, al diario colombiano El Espectador.

Ver imagen en Twitter

Ver imagen en Twitter
Zoo de Barranquilla @zoobaq

¡Lo logramos, la cirugía fue un éxito! #ElefanteAlDentistahttp://ow.ly/J3pk30gvS9q 

Información y privacidad de Twitter Ads

En el zoo tenían preparada una grúa por si Tantor se quedaba dormido por la anestesia por el lado que tenían que operar, aunque al final no fue necesario darle la vuelta. Cuando lograron dormirlo, a las 7.30, colocaron colchonetas entre sus patas para evitar que se hiciera daño y le introdujeron en la boca un tubo de más de dos metros para que pudiera respirar, según explica el portal Semana. Tres horas después, a las 10.15, el animal se despertó. Según Guimaraes, tras la intervención tendrá que tomar analgésicos para el dolor y solo le darán antibióticos si hay alguna  evidencia de infección.

La historia detrás de la llegada de Tantor a Barranquilla hace 26 años, único ejemplar de su especie en el centro, comenzó cuando fue capturado y trasladado a una isla del Caribe como parte del zoo privado de los hermanos Ochoa, líderes del cartel de Medellín. En abril de 1991 fue rescatado por la Dirección Nacional de Estupefacientes estadounidense, junto a otros animales víctimas del tráfico ilegal, y se decidió donarlo al zoológico de Barranquilla, donde ha vivido desde entonces.

fuente:https://elpais.com/elpais/2017/11/14/mundo_animal/1510649266_270381.html