Cómo prevenir la propagación del impétigo, una infección de la piel

El impétigo es una infección contagiosa de la piel que es prevenible y se puede tratar con antibióticos, asegura la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU.

El impétigo es común entre los niños, pero los adultos también pueden contraerlo. Las señales características son ampollas o llagas, por lo general en la cara, el cuello, las manos y el área del pañal.

El impétigo puede atacar en cualquier época, pero es más común en los meses cálidos. Cada año en Estados Unidos ocurren más de tres millones de casos.

Es provocado por dos tipos de bacterias que usualmente son inocuas. Pueden provocar una infección cuando alguien sufre una cortadura menor, un arañazo o la picadura de un insecto.

“Por lo general vemos el impétigo en niños de 2 a 6 años, probablemente porque se cortan, se arañan y se rascan mucho más. Y eso propaga la bacteria”, dijo el Dr. Thomas Smith, pediatra de la FDA, en un comunicado de prensa de la agencia.

Los síntomas incluyen un sarpullido que pica; úlceras rojas y que pican llenas de un líquido que entonces se revientan y forman una costra amarilla; y ampollas llenas de líquido. La afección por lo general se trata con antibióticos tópicos u orales.

Si no se trata, el impétigo con frecuencia desaparece solo tras unos cuantos días o semanas, dijo Smith. Es importante mantener el área infectada limpia y evitar rascarse. El problema de no tratarlo es que puede propagarse a otras áreas del cuerpo y a otras personas.

“Para propagar el impétigo se necesita un contacto bastante íntimo (no casual) con la persona infectada o los objetos que tocaron”, señaló Smith.

Para prevenir la propagación del impétigo, recomendó limpiar las áreas infectadas con jabón y agua, tapar las costras y llagas con vendas flojas hasta que sanen, quitar con suavidad las costras secas, y lavarse las manos muy a conciencia tras tocar las áreas o personas infectadas.

Smith también recomendó no tocar los artículos usados por una persona con impétigo, como los utensilios, la ropa, las toallas, las sábanas y los juguetes. Si usted tiene impétigo, sugirió no rascarse y mantener las uñas cortas para que las bacterias no puedan vivir debajo de las uñas.

fuente:https://medlineplus.gov/spanish/news/fullstory_162260.html