“Bulimia por cirugía”, el polémico sistema para bajar de peso que es cuestionado por especialistas

SANTIAGO.- A partir de noviembre estará disponible en Gran Bretaña un sistema para bajar de peso que ha generado muchas dudas entre los expertos. Se trata de AspireAssist, un dispositivo que básicamente succiona un 30% del contenido gástrico de una persona, luego de que esta ha comido.

El aparato fue desarrollado en Estados Unidos y cuenta con la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) de ese país. Para utilizarlo, el paciente debe someterse a una cirugía ambulatoria, en la que se le instala un tubo que va desde su estómago hasta una estoma u orificio que se crea quirúrgicamente en su abdomen y que se cierra con una válvula.

De esta manera, 20 minutos después de comer -cuando el alimento ya se encuentra en el estómago, pero aún no ha habido absorción de calorías-, la persona conecta un tubo externo a la estoma y, con la ayuda de un dispositivo manual, aspira el contenido gástrico que cae directamente al wc del baño.

El proceso de aspirado dura entre 5 y 10 minutos, y se detiene automáticamente cuando el 30% del contenido gástrico ha sido retirado. El “Daily Mail” recogió el testimonio de Carola Karlsson, una sueca que utilizó el AspireAssist en el marco de un estudio que se realizó en su país.

La mujer de 43 años pesaba 120 kilos al comenzar el tratamiento y 9 meses después ya había perdido 50 kilos. “Hacer dieta nunca funcionó para mí. Creo que la comida es un placer (…) Este sistema significa que puedo seguir disfrutando la comida sin tener que privarme”, declaró.

“Bulimia con cirugía” Según el periódico británico, el AspireAssist será ofrecido a partir de noviembre en las consultas privadas, y como tratamiento para personas con un índice de masa corporal de entre 35 y 55. Sin embargo, el método no convence a todos. “Es un sistema en el que alguien succiona desde su estómago lo que acaba de comer y lo elimina.

Puede que sea seguro, pero ¿es correcto?”, se preguntó Shaw Somers, un reconocido cirujano bariátrico que trabaja en los hospitales del Servicio Nacional de Salud británico. Tam Fry, vocera del Foro Nacional de Obesidad fue más allá y describió al dispositivo como una “bulimia con cirugía”. “Es un aparato que desliga a la persona de cualquier responsabilidad.

El fabricante dice: ‘Come lo que quieras porque después abres una tapa y sale afuera’. Esto anima al peor tipo de control de la alimentación -la de purgar- y me parece indescriptiblemente horrible”, señaló. “Este aparato no puede ser más diferente a la bulimia (…) AspireAssist está asociado con el comer lento y consciente, porque fuerza a la persona a masticar muy bien, lo que promueve una mejora significativa en cuanto a la conducta alimentaria.

La bulimia se asocia con el comer rápido e inconsciente”, se defendió Kathy Crothall, directora ejecutiva de Aspire Bariatrics, la empresa detrás de AspireAssist. “Representa lo mismo”, afirmó Jorge León, cirujano digestivo de Clínica Universidad de los Andes, al ser consultado por Emol respecto a si “bulimia con cirugía” es un buen término para describir al AspireAssist.

El especialista señaló que escuchó hablar del dispositivo hace dos años en un congreso de cirugía bariátrica y en relación a su efectividad opinó que es un sistema que no resuelve el problema de fondo de la obesidad. “La efectividad de la baja de peso va a depender como siempre del paciente y que vacíe el estómago en el momento adecuado.

Además, el dispositivo puede tener complicaciones”, señaló. En este sentido, León sostuvo que la cirugía ha demostrado ser la herramienta más eficiente para bajar de peso, en el caso de las personas que tienen dificultades para hacerlo con dieta o ejercicio. “La gastrectomía vertical (manga gástrica) y el bypass gástrico son las que yo sigo recomendando”, indicó.

Fuente: Emol.com – http://www.emol.com/noticias/Tendencias/2016/10/12/826116/Bulimia-por-cirugia-el-polemico-sistema-para-bajar-de-peso-que-es-cuestionado-por-especialistas.html