Salud investiga otro brote de legionela en la comarca del Alt Penedès

El Departamento de Salud investiga un brote de legionela originado en la comarca del Alt Penedès. Apenas 15 días después de que la Agencia de Salud Pública de Cataluña (ASPCAT) declarase la alerta epidemiológica porun episodio infeccioso similar en Saloucon ocho afectados y un fallecido, Salud confirmó ayer un nuevo brote con cuatro infectados, uno de los cuales permanece hospitalizado.

Todos los afectados son mujeres, de entre 51 y 86 años, residentes en distintos municipios de la comarca. La única paciente que está ingresada evoluciona favorablemente y se prevé que sea dada de alta en los próximos días.

La legionelosis, de declaración obligatoria no urgente desde 1996, es una enfermedad causada por la bacteria legionella pneumophila, que se encuentra en el medio ambiente (especialmente en zonas con agua estancada). La dolencia no se transmite de persona a persona, sino al inhalar la bacteria cuando ésta viaja en gotas de agua microscópicas que flotan en el aire. Al aspirarla, llega a los pulmones y se reproduce sin control.

La investigación para detectar el origen del brote se centra ahora en Vilafranca del Penedès (capital de la comarca) porque las cuatro afectadas estuvieron allí durante el período de incubación.

La subdirectora general de coordinación de Salud Pública en Barcelona, Cristina Pérez, confirmó ayer que se han revisado siete instalaciones consideradas de alto riesgo. Se trata de torres de refrigeración y condensadores de agua de varias empresas privadas que se encuentran en un radio de 1.000 metros de donde estuvieron las afectadas. La transmisión más común de la bacteria es a través del agua, de ahí que sean las torres de refrigeración y cualquier conducto de agua con salida a la atmósfera, los focos que suelen causar los brotes de esta enfermedad. Inspectores de Salud Pública han revisado las medidas de limpieza e higiene de las siete instalaciones, han tomado muestras de distintos puntos de agua y han ordenado la limpieza preventiva de las zonas de riesgo. “No hemos observado ninguna deficiencia. Estas instalaciones están sometidas a mucho control”, justificó Pérez.

El Ayuntamiento de Vilafranca, por su parte, ha revisado instalaciones de bajo riesgo, como fuentes ornamentales y riegos por aspersión. “Se ha ordenado que paren toda actividad que pueda generar aerosol en ese radio de 1.000 metros”, dijo Pérez.

Salud no descarta que puedan aparecer más afectados, ya que el periodo de incubación de la enfermedad es de 14 días como máximo. El cuadro clínico de la legionelosis es una infección pulmonar, similar a una neumonía, y aunque suele tener un pronóstico favorable, varía según los factores de riesgo de la persona afectada.

fuente:http://ccaa.elpais.com/ccaa/2016/10/13/catalunya/1476359293_755390.html