Proyecto de ley busca eliminar 50% de los trámites estatales

El proponente del proyecto, Pabel Muñoz, presidente de la Comisión de Régimen Económico, el pasado 24 de abril, puntualizó que la propuesta tiene al menos 12 beneficios para la ciudadanía. Y además busca que por cada nuevo trámite se eliminen dos

El objetivo es establecer los procedimientos innecesarios, que quitan tiempo y dinero tanto al estado como a la ciudadanía, y así apuntalar el plan de optimización de la función ejecutiva que impulsa el gobierno nacional desde 10 de abril pasado.

Uno de los primeros beneficios que pretende el proyecto de ley es quitar el requisito de presentación de la cédula de identidad y la papeleta para efectuar trámites. Esto se podría lograr gracias a que las instituciones del Estado ya tienen acceso a esa información personal a través del sistema de datos públicos.

“No se le puede impedir a nadie que realice un trámite por no haber votado o no tener a mano la papeleta”, acotó Muñoz.

Reacciones

El plazo establecido para el tratamiento y aprobación de esta ley es de 50 días. A partir de este momento, todas las entidades públicas deberán justificar la existencia de sus gestiones en el plazo máximo de 180 días, caso contrario se suprimirán.

Mauricio Castellanos, dueño de un pequeño negocio de catering, es una buena iniciativa que se quiera hacer más eficientes los procedimientos públicos, porque en ocasiones, por la gestión de un permiso o la actualización de un requisito de su negocio debe pasar por más de 5 trámites diferentes.

Contra andamiaje burocrático

Luis Fernando Torres, asambleísta por Tungurahua, afirmó que la Ley de Eficiencia de Trámites podría ser “el destornillador para aflojar el andamiaje burocrático levantado en la década del estatismo. Por fin menos diligencias que asfixian a la gente”.

Otro de los ejemplos que dio Muñoz sobre las ventajas del proyecto de ley, tiene que ver con mejoras en la seguridad jurídica de sectores como la construcción.  Esto tiene que ver con que se prohibirán los cambios en los requisitos iniciales que son exigidos a los constructores durante la realización de los proyectos inmobiliarios.

Simpificación

Además se buscará simplificar estos requisitos para promover la reactivación de la actividad en este sector, uno de los más golpeados, desde 2014, por la crisis económica. Finalmente, sobre los trámites de constructores represados en diferentes instancias de los gobiernos locales, la normativa dispone que estas instituciones respondan o “que el silencio administrativo dé por entendida su aprobación”.

Según datos proporcionados por la presidencia de la república, en una última actualización, se registraron 1.934 gestiones dentro de la Función Ejecutiva. Además se estableció que en promedio, para cada trámite se solicitan 9,3 requisitos y se ocupan a 7,35 funcionarios cada uno.

Actualmente, el 20 por ciento de los trámites se efectúan en un tiempo de entre cero y cuatro horas. (JS)

Simplificación

°  Al final de la legislatura pasada, en marzo de 2017, también se adelantó en el tratamiento de una ley de simplificación de trámites, sin embargo no se llegó a concretar. Desde 2014 a 2017, en la admiración gubernamental anterior, se realizaron alrededor de 4 procesos para identificar trámites engorrosos en el sector público, sin embargo, el Gobierno de Moreno ha apuntado que todavía hay espacio para optimizaciones.