Reformas a Códigos Jurídicos vigentes permitirán una protección integral a niñez y juventud ecuatorianos

Dentro del seminario internacional que se desarrolla en la Asamblea Nacional sobre Protección a la Niñez y Adolescencia, se abordaron las reformas sobre la relación parental, los procesos de patria potestad, la corresponsabilidad del cuidado que deben asumir padre y madre, así como el impacto en los infantes.

En este panel participaron Encarnación Duchi, asambleísta por Cañar, Farith Simon, decano de Jurisprudencia de la Universidad San Francisco y Franklin Samaniego, vicepresidente la Comisión de Justicia, que analiza las reformas al Código de la Niñez y otras normas jurídicas relacionadas.

Samaniego precisó que estas reformas son urgentes y necesarias, en lo que se refiere a la patria potestad, el reglamento para resolver las disputas entre los padres y que estas puedan afectar a la calidad de vida de los niños y jóvenes de padres separados o divorciados. Subrayó que existen 176 millones de niños maltratados y en el Ecuador son seis millones, de allí la necesidad de reformar esta normativa.

En este taller, los expertos internacionales se enfocaron en tres aspectos importantes: la violencia contra los niños y adolescentes, sus derechos y reformas a las relaciones familiares, custodia, régimen de visitas, de alimentos y procesos de adopción, recordó Samaniego.

Agregó que ya existen propuestas formales para reformar el Código de la Niñez, al Código Orgánico General de Procesos (COGEP) y al Código Orgánico Integral Penal (COIP); se analiza, además, el mecanismo de sentencias que se pueden ejecutar cuando se haya detectado violencia contra los infantes y jóvenes, violencia intrafamiliar y femicidio. Se han incluido reformas al Código de la Salud, en el cual se debatirá sobre derechos, educación sexual reproductiva y analizaron el régimen de pensiones familiares y la tabla de alimentos.

Los panelistas coincidieron en que estas normas deben proteger en forma integral a los infantes y precautelar el interés superior de este sector sensible de la sociedad. Consideraron que desde 2008 la legislación ecuatoriana desplegó un gran proceso de reformas al Código de Protección a la Niñez y Adolescencia, con el objetivo de compatibilizar sus norma. Esta compatibilización debe garantizar su eficiente y efectivo cumplimiento.

Farith Simon destacó que las reformas al Código de la Niñez y Adolescencia deberán respetar la opinión del niño o la niña respecto de sus derechos y una atención particular a los adolescentes; garantizar el principio de corresponsabilidad en todos los ámbitos del derecho ecuatoriano, lo que implica medidas que aseguren responsabilidades compartidas de la madre y el padre o progenitores, incluido el aspecto financiero y el cuidado en la crianza de los hijos.

Simon calificó de primordial modernizar las reglas relacionadas con la patria potestad, armonizándolas con otras disposiciones legales vigentes. Agregó que la Asamblea y el Ejecutivo a través de los ministerios de Inclusión Económica y Social y de Justicia, juegan roles fundamentales y complementarios para que estos cambios sean mejor concebidos para beneficio de seis millones de niños y adolescentes ecuatorianos.

RD/eg