(VIDEO) El secuestro de ecuatorianos “no es un problema de Ecuador, es un problema del mundo”, Presidente Lenín Moreno

Quito, (Pichincha) –  El presidente de la República, Lenín Moreno, mantuvo un encuentro con el Cuerpo Diplomático acreditado en el país, este miércoles en el Palacio de Gobierno.  El Mandatario saludó la presencia de embajadores y representantes de organismos internacionales acreditados en Ecuador y les transmitió el interés del pueblo ecuatoriano y el Gobierno Nacional por refrescar las relaciones y respetar la voluntad de cada nación a decir su propio futuro.

El Jefe de Estado comentó que el diálogo impulsado por el Ejecutivo ha dado resultados enriquecedores y genera un ambiente de paz, que es una aspiración del pueblo.  Asimismo, ofreció detalles del plan emblemático gubernamental “Toda una Vida” y sus distintos componentes dirigidos a la dotación de vivienda, salud, agua y saneamiento, atención a grupos vulnerables, etc.

Además, refirió la situación que enfrenta el país en su zona limítrofe. “El asunto es extremadamente delicado, ustedes lo conocen. El hermano país de Colombia ha vivido un conflicto armado desde hace muchísimo rato, con muchísimas muertes, con extorsiones, con secuestros, con bandalaje, con narcoterrorismo, etc. que lastimosamente a mediados del período que he cumplido hasta el momento, se fue acercando hacia el Ecuador. De forma particular pienso que en el período anterior se practicó excesiva permisividad. Claro, vivíamos una paz, pero vivíamos una paz en la cual se permitía que la droga transite por nuestro territorio”,dijo.

Ratificó que el Gobierno decidió combatir el flagelo del tráfico de droga y destinó 12 mil integrantes de Fuerzas Armadas y Policía para custodiar la frontera pues “si bien es cierto, esa droga no está destinada nuestros niños y jóvenes, sí está destinada a niños y jóvenes de otros países que tienen el derecho que nosotros, defendamos en la parte que nos corresponde, que no se les cercene su futuro”, expresó Moreno. “Si es que no marchamos juntos, si es que no pensamos el uno en el otro, no vamos a ninguna parte”, sentenció el Primer Mandatario y detalló que, debido a esta decisión, la respuesta ha sido “dura” y ahora tenemos a tres ecuatorianos plagiados por “criminales”.

“Estamos considerando los escenarios para que ellos vuelvan sanos y salvos, y también, estos seres se conduelan de sus familiares, de sus seres queridos, de sus amigos, de sus compañeros de trabajo que los necesitan de vuelta y que los quieren vivos y que los quieren íntegros, física y espiritualmente”, puntualizó el Presidente e invocó la colaboración de los países que tienen experiencia en situaciones como esta y “el apoyo de las grandes potencias”, pues “no es un problema de Ecuador, es un problema del mundo” y por tanto debe resolverse en conjunto.

El Presidente recordó que Ecuador es un país de paz, que incluso se declaró como garante del proceso de diálogo del vecino país, Colombia, en cuyo marco incluso recibió a los guerrilleros del ELN para que encuentren un acuerdo con su gobierno y se inserten en la sociedad.