Asambleístas piden que se explique cómo se naturalizó ecuatoriano a Julian Assange

Los legisladores Paola Vintimilla, Fernando Flores, René Yandún, Héctor Muñoz y Fabricio Villamar solicitaron en Cancillería la información para saber cómo se llevó el proceso para naturalizar a Julian Assange. También solicitarán la comparecencia de María Fernanda Espinosa, canciller, y del Director Nacional del Registro Civil.

El 16 de agosto de 2012 el canciller de Ecuador de ese entonces, Ricardo Patiño, anunció la decisión del país de conceder asilo al ciberactivista, periodista y programador australiano Julian Assange, quien ya tenía problemas con la justicia sueca. Su situación empeoró a raíz de las filtraciones de documentos diplomáticos de Estados Unidos hechas en Wikileaks en 2010.

El tema estaba dormido, hasta que en días pasados se dio a conocer que Julian Assange tiene cédula ecuatoriana después de un proceso de naturalización. En el Registro Civil consta como habitante de la provincia de Pichincha, cantón Quito, parroquia Chaupicruz.

Asambleístas de varios movimientos y miembros de la Comisión de Relaciones Internacionales de la Asamblea Nacional estuvieron hoy en la Cancillería, con el objetivo de solicitar toda la información del proceso seguido para llegar a la naturalización de Assange. “Lo ocurrido es gravísimo para las relaciones internacionales de Ecuador”, dijo la legisladora Paola Vintimilla, quien aseguró que desde el Partido Social Cristiano se pide la renuncia de la canciller, María Fernanda Espinosa.

Entre los asambleístas existe la duda del por qué no se informó sobre las intenciones de Ecuador de naturalizar a Julian Assange y darle una representación diplomática, si en varias ocasiones mantuvieron reuniones reservadas con la Ministra de Relaciones Exteriores. Por ello, piden que comparezca al Pleno de la Asamblea Nacional para que explique esta situación.

Cronología

Según el seguimiento hecho por los legisladores, el proceso inició en septiembre de 2017, en noviembre se hicieron los pedidos correspondientes y en diciembre se otorgó la nacionalidad a Assange. Por tal razón, consideran que se viola el sistema y el proceso diplomático al que calificaron como “bochornoso”.

El interés también se centra en conocer cómo se realizó el trámite en el Reino Unido para que se le nombre agente diplomático, porque quieren saber a ciencia cierta si se cumplieron las leyes y el reglamento en los que se amparan.

El asambleísta Fernando Flores descartó que se trate de un show mediático, pues dijo que quienes están en la Legislatura responden al pueblo, que merece que se le informe de forma oportuna y contrastada. Además, anunció que se reservan el derecho de iniciar el proceso para pedir el juicio político contra la canciller, porque, según sostiene, se ocultó información.

“Solicité a la canciller información sobre Assange, antes de que se le naturalice y no recibí respuestas”, dijo el legislador Héctor Muñoz, quien recalcó que el país vive un momento complejo en donde necesitamos enviar mensajes de confianza.

Relaciones internacionales

Fabricio Villamar, en cambio, cree que lo que se hace es exportar viveza criolla al decirles a los británicos que Assange es ecuatoriano y que lo acojan como representante del gobierno de Ecuador para evitar los cargos que tiene con la justicia ordinaria. Por ello, hizo hincapié en que esto daña las relaciones de Ecuador en el panorama internacional.

Si existe convocatoria para el próximo martes al Pleno de la Asamblea Nacional, los asambleístas pedirán el cambio en el orden del día para solicitar la comparecencia de María Fernanda Espinosa, canciller, y del Director Nacional del Registro Civil, para que expliquen cómo fue el proceso hasta llegar al desenlace que ya es de conocimiento público. /Asamblea