Canciller socializa con misiones del exterior el contenido del instrumento vinculante sobre transnacionales y derechos humanos

La Ministra de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, María Fernanda Espinosa, compartió hoy con representantes de las misiones diplomáticas acreditadas en el Ecuador el contenido del documento de elementos del Instrumento Internacional jurídicamente Vinculante sobre Empresas Transnacionales y Derechos Humanos.

La socialización tuvo por objeto intercambiar visiones y responder inquietudes sobre el contenido del instrumento previo a la presentación oficial del documento durante la III Período de Sesiones del Grupo de Trabajo intergubernamental del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas en Ginebra, el próximo 23 de octubre de 2017.

“Ésta es una lucha y una demanda no solamente de varios Estados sino de más de medio millar de organizaciones sociales alrededor del mundo y de miles de víctimas de malas prácticas de ciertas empresas transnacionales cuando han operado en lugares distintos a su jurisdicción original”, expresó la Ministra Espinosa al entregar información de primera mano sobre el instrumento, que es una “gran prioridad” para el país y muchos otros países del sistema de Naciones Unidas.

La elaboración del instrumento surge del reconocimiento a la supremacía de los derechos humanos sobre cualquier interés y la necesidad de llenar el vacío real sobre el tema en la normativa internacional. Además, se busca ofrecer una respuesta a las demandas de las víctimas de violaciones a los derechos humanos incurridas por las empresas transnacionales.

Canciller socializa con misiones del exterior el contenido del instrumento vinculante sobre transnacionales y derechos humanos

El documento establece obligaciones tanto para los Estados como para las empresas, medidas preventivas, responsabilidad jurídica, acceso a la justicia, recursos efectivos y garantías de no repetición, jurisdicción, cooperación internacional y mecanismos de promoción, implementación y monitoreo.

La iniciativa, propuesta por Ecuador y Sudáfrica, ha logrado un apoyo creciente de los países del mundo, y se enmarca en la resolución 26/9, del 26 de junio de 2014, que tiene como mandato específico para el III Período de Sesiones que el presidente-relator, a cargo del Ecuador, preparar los elementos para la construcción del instrumento vinculante a fin de emprender las negociaciones sustantivas.