Sector pesquero se compromete con la preservación de especies marítimas

Con la presencia del sector pesquero de la provincia del Guayas se cumplió la tercera jornada de diálogo nacional y participación ciudadana a cargo de la Comisión de Soberanía Alimentaria, en las instalaciones del Centro Intercultural Comunitario Cacique Tumbalá, en el cantón General Villamil Playas.

El organismo mantuvo un encuentro de trabajo y receptó las propuestas de este grupo poblacional tanto industrial como artesanal, de los recolectores de cangrejo y concha, de la Cámara Nacional de Acuacultura, del Colegio de Acuacultores, representantes de la Facultad de Ingeniería Marítima de la Espol, sobre la normativa que fortalecerá la actividad pesquera nacional.

El asambleísta Ricardo Zambrano, presidente de la comisión, ratificó el compromiso de aprobar la iniciativa en el menor tiempo posible. Habló de definir los conceptos y parámetros de la pesca artesanal e industrial, qué hacer con los materiales incautados, verificar el cumplimiento de obligaciones laborales de la tripulación, identificar nuevas especies que pueden tener el carácter de exportables, establecer alternativas ante los períodos de veda.

No somos depredadores

Los dirigentes de las organizaciones de pescadores industriales y costeros señalaron que laboran en el mar con embarcaciones pequeñas de 12 a 20 metros. Ellos son los responsables de abastecer el mercado nacional, a pesar de que les limitaron la zona de pesca y son objeto de permanentes retaliaciones. “Estamos a favor de preservar las especies”, enfatizaron.

David Delgado, de la Compañía de Elaboradores del Mar (Celdemar), destacó que exportan 350 mil cajas de sardina a Colombia, Centro América y Estados Unidos. Sin embargo, ese potencial para generar importantes divisas se ve mermado por las limitaciones de la zona pesquera y las múltiples restricciones.

Yahira Piedrahita, del Colegio de Acuacultura del Guayas, invocó a desarrollar la investigación de especies locales, la diversificación de cultivos y planes de vigilancia de posibles enfermedades.

Frenar la pesca ilegal

El clamor de los pescadores artesanales fue poner fin a la pesca ilegal y a la sobreexplotación de la riqueza marina por parte de las grandes flotas industriales. También clarificar lo artesanal de lo industrial y garantizar el hábitat natural para el proceso reproductivo de las especies.

La Federación de Cooperativas Pesqueras Artesanales del Ecuador, a través de Gabriela Cruz, planteó que se le considere a su labor como pesca a pequeña escala. Por tanto, es necesario que les faciliten el acceso a la seguridad social, líneas de crédito y otros beneficios legales como trabajadores del mar.

Juan Crespín, de la Asociación Costa Brava, demandó la asignación de recursos para mejorar sus unidades, mayor control frente a la presencia constante de los piratas y dejar de lado la tramitología en la matriculación de embarcaciones.

Próximas jornadas

La Comisión de Soberanía Alimentaria realizará nuevas jornadas de diálogo en Carchi, Manabí, El Oro, Napo y Los Ríos, entre otras provincias. /Asamblea