Actualización de Ecuador: Los primeros 100 días de Lenín Moreno como Presidente

Olvídate de un período de luna de miel. Los guantes se encuentran entre el nuevo presidente de Ecuador, Lenín Moreno, y su predecesor y ex mentor, Rafael Correa, como los dos salarios un divorcio acrimonioso y público en los primeros 100 días de la nueva administración. Después de describir a Moreno como el heredero de la revolución de sus ciudadanos , Correa ha calificado a su ex vicepresidente de “desleal” y “mediocre” y declarado su revolución desde la inauguración de Moreno en mayo.

Aquí están los principales problemas que Moreno ha enfrentado en sus primeros 100 días en el cargo.

1. Moreno y Correa están peleando abiertamente.

Mientras hacía campaña, Moreno prometió continuar en su mayoría correísmo , aunque con un borde más suave . Pero dentro de una semana de asumir el cargo, Moreno se acercó a uno de los archiriales de Correa, el ex presidente Abdalá Bucaram , que había estado en el exilio durante los últimos 20 años, y lo invitó a regresar. En junio, Moreno perdonó a varios activistas indígenas que fueron encarcelados por su participación en las protestas contra la administración de Correa en 2015.

Luego, el gobierno de Moreno lanzó una campaña a finales de agosto para obtener apoyo popular para enmendar una polémica ley de comunicaciones de 2013 aprobada durante el gobierno de Correa, que utilizó los tribunales para silenciar a los medios de comunicación . En una muestra de los tiempos cambiantes de Correa , el ex presidente perdió una batalla legal en julio cuando un tribunal de Quito dictaminó a favor de un periodista que había demandado personalmente por difamación.

Para Correa, los movimientos son una afrenta a su legado -y una amenaza para su imagen si él elige postularse para la presidencia de nuevo en 2021, como él insinuó que hará. Correa no fue elegible para correr en la carrera de 2017 debido a los límites de plazo , que desde entonces se han eliminado.

2. Moreno destituye a su vicepresidente de Odebrecht y cargos de insubordinación.

El 2 de agosto, otro acusó a Moreno de traicionar la revolución ciudadana: su vicepresidente, Jorge Glas , un lealista de Correa. Algunos observadores dicen que Correa quería a Glas como candidato para su partido PAIS Alliance (AP) en la carrera de 2017, pero fue con Moreno porque mejor encuestó.

El día después de que Glas publicara una lista de quejas sobre las políticas del presidente, Moreno relevó a Glas de sus deberes, diciendo que el vicepresidente estaba fomentando la desunión. (Debido a que fue elegido popularmente, Moreno no puede eliminar Glas del cargo.) Tres semanas más tarde, el Congreso ecuatoriano despojado por unanimidad Glas de su inmunidad, lo que le permite ser procesado bajo cargos de haber recibido algunos de los $ 33 millones en sobornos representantes de Odebrecht dijeron que pagado a funcionarios ecuatorianos. Glas, que mantiene su inocencia y dice que no tiene nada que ocultar, invitó a los legisladores a retirar su inmunidad .

Mientras que la maniobra está dividiendo las lealtades del partido AP , los votantes y los mercados parecen aprobar los movimientos de Moreno. El índice de aprobación del presidente alcanzó el 70 por ciento en una encuesta de Cedatos a mediados de julio , muy por encima del 51 por ciento de la votación con la que ganó la segunda vuelta presidencial en la primavera. El rendimiento del bono de referencia de Ecuador cayó por debajo de 8.6 por ciento , el nivel más bajo desde marzo.

3. Ecuador reconoce públicamente que no cumplirá con los recortes de producción de la OPEP.

Moreno no sólo está trabajando para romper con la tradición política, sino también económica. La fiebre de gastos públicos de Correa durante su década en el cargo (2007-2017) continuó mucho después de que terminara el boom de las materias primas, dejando al Ecuador en la situación de gastar el doble de lo que hizo en 2012 para pagar su deuda externa . Eso, unido a un devastador terremoto en 2016, dejó a Moreno para asumir el cargo enfrentando un segundo año consecutivo de contracción económica .

Para impulsar los ingresos, Quito anunció este verano que no cumpliría plenamente con los recortes de producción que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) acordó a principios de año. Los aproximadamente 20.000 excedentes de barriles por día de Ecuador -el tercer productor más pequeño de la OPEP- no afectarán en gran medida los niveles de producción y los precios mundiales, pero para un miembro ser tan público sobre su incumplimiento es un movimiento potencialmente perturbador ,    Arabia o Irak decidan que pueden ignorar igualmente tales acuerdos.

Fuente: http://www.as-coa.org/articles/ecuador-update-lenin-morenos-first-100-days-president