Situación de las lenguas en Ecuador se aborda en Comisión de Derechos Colectivos

El proyecto de Ley Orgánica de los Derechos Lingüísticos de Pueblos y Nacionalidades se trata en la Comisión de Derechos Colectivos. La necesidad de tener una normativa clara fue el tema de análisis.

El tratamiento del proyecto de Ley de los Derechos Lingüísticos de Pueblos y Nacionalidades se retomó en la Comisión de Derechos Colectivos de la Asamblea Nacional. El peligro de que con el pasar de los años se pierdan las lenguas de los pueblos indígenas se puso sobre la mesa de análisis y para exponer la situación, Flor Canché, del pueblo Maya en México, y Sacha Rosero, otavaleño, hicieron varias propuestas.

Según explicó Rosero, las lenguas en Ecuador están en situación crítica y puso como ejemplo el záparo, que solo tiene a dos hablantes, es decir, en pocos años más tendremos solo 13 lenguas, no 14. El kichwa está en una difícil situación, porque ya no existe transmisión intergeneracional de la lengua, si eso no sucede estamos en el último proceso de la etapa de pérdida de la lengua, aseguró. “Somos la última generación de kichwa parlantes”, dijo, al tiempo de insistir que este proceso puede revertirse.

Reforzar la identidad

Flor Canché, maya hablante, planteó la necesidad de que Ecuador tenga una ley de derechos lingüísticos, que se particularice en la defensa, revitalización y derecho de usar lenguas indígenas. “Tener la normativa nos permite reforzar la identidad cultural y lingüística que le da vida a un proceso de identidad y cultural de los pueblos indígenas”, mencionó y relató la experiencia mexicana, en donde existe una norma, con resultados positivos en el fortalecimiento de las lenguas indígenas. “En el borrador se establecen algunas necesidades, pero se debe pensar en los servicios públicos, es decir, que la salud o educación presten las facilidades para hablar las lenguas ancestrales y recibir atención sin problemas”, explicó.

Rosero recalcó que no se trata de imponer una lengua e hizo énfasis en el modelo de las Escuelas Guardianas de la Lengua, que según explicó, es el camino a seguir. ”Me gustaría que mis hijos puedan estudiar una carrera en kichwa, es difícil, pero no imposible, solo es cuestión de trabajo, dedicación, esfuerzo y ganas”, expresó y se refirió al Corpus, es decir, generar nuevos términos que se puedan usar en el léxico diario, pues en todas las lenguas cada día se adhieren nuevos términos.

Marcela Holguín, vicepresidenta de la comisión, refirió la importancia de tratar este tema a profundidad y se refirió a las hablas, que son los diversos dialectos en las comunidades del país. Una de las novedades es que se analiza la posibilidad de que también se las incluya dentro del proyecto de ley.

MC/pv