El 67% de los militares se cambió voluntariamente al nuevo sistema de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas

Quito (Ecuador).- Un total de 10.636 militares decidieron cambiarse al nuevo sistema de aportaciones del Régimen Especial de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas. Ellos representan al 67 por ciento del total de integrantes de la institución (16.000).

Los 10.636 militares que han decidido cambiarse al nuevo sistema de aportaciones mantienen su derecho a las prestaciones y los servicios que brinda el Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas (Issfa), como son: pensiones (de retiro, invalidez, incapacidad y montepío), cesantía, subsidio por funerales, indemnización por seguro de vida, indemnización por incapacidad permanente, atención de salud y maternidad. También acceden a préstamos quirografarios, hipotecarios y fondos de reserva.

Esta medida fue posible gracias a la Ley de Fortalecimiento de los Regímenes Especiales de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas y Policía Nacional. Dicha normativa tuvo algunos detractores, como algunos asambleístas de oposición y algunos oficiales en servicio pasivo, quienes difundieron información falsa y tendenciosa sobre los planteamientos de la Ley.

Conforme pasa el tiempo de vigencia de la Ley, las cifras muestran una realidad distinta al supuesto desfinanciamiento del Issfa. Este gobierno ha entregado seis veces más recursos por concepto de la contribución del 60% para pensiones de retiro. De 2007 a junio de 2017 se asignó un total de 2.153 millones de dólares por este concepto para beneficio de los militares. Con las reformas gubernamentales los cambios suponen una mayor sostenibilidad en el tiempo del régimen especial de Seguridad Social. /AD El Ciudadano.