Código del Ambiente ya está en el Registro Oficial

El Código del Ambiente entró en vigencia una vez que se publicó en el Suplemento del Registro Oficial 983. Este cuerpo normativo regula el régimen institucional, patrimonio natural, calidad ambiental, cambio climático, manejo sustentable de la zona marina costera, régimen sancionador, el derecho individual y colectivo a vivir en un ambiente sano y ecológicamente equilibrado, así como los derechos de la naturaleza.

La Ley articula los ámbitos económico, social, cultural y ambiental, para satisfacer las necesidades de las actuales y futuras generaciones. Promueve la implementación de mejores prácticas en el diseño, producción, intercambio y consumo sostenible de bienes y servicios, con el fin de evitar o reducir la contaminación y optimizar el uso del recurso natural.

Establece que quien realice o promueva una actividad que contamine está obligado a la reparación integral e indemnización a los perjudicados, adoptando medidas de compensación a las poblaciones afectadas y al pago de las sanciones que correspondan. Además, el Estado, personas naturales y jurídicas, así como comunas, pueblos y nacionalidades, tienen la obligación de responder por los daños o impactos ambientales causados, de conformidad con las normas y principios ambientales.

En la normativa se determina la educación ambiental a fin de promover la concienciación, aprendizaje y enseñanza de conocimientos, competencias, valores, deberes, derechos y conductas en la población, para la conservación y protección del ambiente y desarrollo sostenible. Además, promueve la investigación ambiental, que está a cargo de la Autoridad Ambiental en articulación con las instituciones de educación superior públicas, privadas y mixtas, al igual que las otras instituciones de investigación.

Además, se fijan las competencias de los gobiernos autónomos descentralizados provinciales, en materia ambiental. Se refiere al Sistema Nacional de Áreas Protegidas para la conservación y desarrollo sostenible y al Patrimonio Forestal Nacional.

También se determina el manejo responsable de la fauna urbana y crea el marco legal e institucional para la planificación, articulación, coordinación y monitoreo de las políticas públicas, orientadas a diseñar, gestionar y ejecutar a nivel local, regional y nacional, acciones de adaptación y mitigación del cambio climático de manera transversal, oportuna, eficaz, participativa, coordinada y articulada con los instrumentos internacionales. /Asamblea