Asambleísta Pepe Acacho pide que se suspenda actividad minera en territorio shuar Nankints

Sobre los conflictos registrados durante los últimos días en la comunidad de Nankints y parroquias Panantza y San Carlos de Limón, del cantón San Juan Bosco, de la provincia de Morona Santiago, el asambleísta y exvicepresidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador, CONAIE, Pepe Acacho, dirigió una carta abierta a las autoridades de Gobierno para que se suspenda el proyecto minero en ese territorio.

Acacho rechazó el uso de la fuerza para ingresar al territorio shuar, por lo que dijo que es emergente que cesen las incursiones policiales y militares. “No es posible que se pretenda instaurar un sistema de fuerza, represión y amedrentamiento para afrontar los problemas que aquejan a la territorialidad Shuar por la intervención de empresas mineras transnacionales”, expresó.

De igual manera, señaló que no es posible que las niñas y niños se vean afectados psicológicamente con la presencia militar y los constantes sobrevuelos de helicópteros policiales y militares. Que las familias deban abandonar sus hogares y refugiarse en la selva por temor a los ataques armados y detenciones. Que no tengan libertad de movilizarse y comunicarse entre sus familiares en sus propias comunidades. Que la única radio que posee la nacionalidad Shuar, La Voz de Arutam, haya sido saboteada. Que los medios de comunicación y dirigentes indígenas se vean impedidos de ingresar a la zona.

“Nankints es solo una muestra del malestar y conflictividad producto del irrespeto por parte del Estado y de las empresas mineras, a los derechos colectivos de este pueblo que no ha escatimado esfuerzos para defender su territorio por canales formales y acciones pacíficas”, escribió el legislador.

Por lo que recordó que desde hace varios años los Shuar han acudido a instancias nacionales e internacionales para denunciar la violación de sus derechos consagrados en la Constitución del Ecuador y en los instrumentos internacionales. Se demandó ante la justicia, la falta de consulta previa a las comunidades indígenas afectadas, precisamente por el proyecto minero a gran escala Panantza-San Carlos. Entre otras acciones que han sido desestimadas por las diferentes autoridades nacionales, a pesar de contar con un Mandato Minero que suspendió las concesiones de este proyecto por estar localizado en una zona de gran riqueza hidrográfica, y por no haber consultado a sus habitantes ancestrales, sostiene la misiva.

En respuesta a todo este conflicto, Acacho hizo un llamado a las autoridades ecuatorianas: “a mis compañeras y compañeros asambleístas, a los Ministros de Defensa y del Interior; para que cesen las hostilidades.

Al gobierno chino para que se abstenga de continuar con el proyecto minero y que se retiren de forma pacífica del territorio Shuar.

A los parlamentarios de los diferentes países y organismos intergubernamentales de derechos humanos: ONU y OEA; a las organizaciones no gubernamentales de derechos humanos nacionales e internacionales: Amnistía Internacional, Human Rights Watch, Organización Mundial Contra la Tortura, OMCT; la Federación Internacional de Derechos Humanos, FIDH; a interponer sus gestiones y acciones urgentes ante el poder ejecutivo, para instaurar un mecanismo de diálogo orientado a restituir la paz y tranquilidad en el país”, puntualizó. (DRT)

Fuente: Pepe Acacho