Fausto Cayambe dice que tema Aguilar – Carrillo se tratará sin sesgo político

El Consejo de Administración Legislativa (CAL) deberá pronunciarse sobre el pedido de sanción a la asambleísta de Tungurahua, Betty Carrillo (AP), por parte del asambleísta nacional Ramiro Aguilar (ex SUMA).

En la sesión del Pleno del pasado jueves, durante el segundo debate del proyecto de Ley que reforma las leyes de seguridad social de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, Carrillo dijo que Aguilar permanentemente está desinformando, que sabe perfectamente quién es, a quién representa y qué intereses defiende, “te veo nomás pues, te veo, cretino, mamarracho”.

Aguilar pide al CAL que se imponga a Carrillo la sanción máxima que para este tipo de casos establece la Ley Orgánica de la Función Legislativa, en su artículo 166: la suspensión temporal del ejercicio del cargo, sin derecho a sueldo de hasta 30 días.

El asambleísta argumentó que los términos usados por Carrillo son “agresivos e insultantes” y que se enmarcan en dos faltas de los asambleístas establecidas en el artículo 165 de la Ley Orgánica de la Función Legislativa: maltratar de palabra o de obras a los asambleístas o funcionarios de la Asamblea y, expresarse con términos ofensivos, discriminatorios o que inciten al odio en las sesiones del Pleno y las comisiones.

Fausto Cayambe (AP), vocal del CAL, dijo conocer el ingreso del oficio a la Secretaría General, pero que aún no les han trasladado a los integrantes del Consejo. Aspira tratar el tema en sesión del lunes o martes y señaló que actuarán sin sesgo político.

OTROS CASOS

No es la primera vez que Carrillo se enfrenta con un asambleísta. El 2 de marzo pasado, en la Comisión de los Trabajadores, la asambleísta protagonizó un enfrentamiento con el legislador de Azuay, Oswaldo Larriva (ex AP), a quien le dijo que nunca fue un revolucionario, debería renunciar y no merece ser asambleísta, durante el debate del proyecto de Ley de Optimización Laboral.

Durante lo que va del período legislativo 2013-2017, dos asambleístas de oposición han sido sancionados por sus actuaciones o expresiones verbales en el Pleno de la Asamblea: Abdalá Bucaram Pulley (PRE) y Magali Orellana (Pachakutik).

Bucaram Pulley fue suspendido dos veces por treinta días sin sueldo por pedido de la primera vicepresidenta de la Asamblea, Rosana Alvarado (AP), y por la asambleísta Zobeida Gudiño (AP), por supuestas agresiones verbales.

A Orellana también le impusieron la máxima sanción por reclamar en el Pleno a la presidenta de la Asamblea, Gabriela Rivadeneira, por no permitirle intervenir. A diferencia de Bucaram, la asambleísta de Pachakutik denunció que no se le permitió su derecho a la defensa antes de imponerle la sanción. (I)

Fuente: El Universo